*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

martes, 22 de julio de 2014

Eternas mareas de Lego


(foto: facebook de Lego Lost At Sea)

En 1997, un contenedor con piezas de Lego cayó de un barco embestido por el mar. Hoy su cargamento no deja de varar en una playa británica.
El 13 de febrero de 1997, frente a la región de Cornualles (al sur del Reino Unido), un buque portacontenedores proveniente de Japón fue golpeado por una ola, que provocó que la embarcación se inclinase 60 grados y luego 40 grados hacia atrás. Producto del impacto, 62 contenedores terminaron bajo el agua.
Uno de ellos, cuyo destino era...
la ciudad de Nueva York, estaba repleto con más de 4 millones de piezas de Lego. A las pocas semanas —y hasta el día de hoy— las fichas siguen llegando hasta las costas norte y sur de Cornualles.
Lo curioso de esta historia es que muchos de los elementos de Lego son de temática náutica, de modo que los residentes y visitantes, conforme pasean por la playa, se pueden encontrar con espadas en miniatura, aletas, fusiles de pesca, pastos marinos y equipos de buceo, así como con dragones y margaritas.
Según cuenta Tracey Williams, una de las habitantes de Cornualles, los artículos de Lego aparecen en mayor cantidad luego de una fuerte tormenta.
Williams, además, dirige una página de Facebook (Lego Lost At Sea) que documenta los descubrimientos en distintas zonas del mundo. Y es que aparte de Cornualles, las piezas han sido ubicadas en la región de Devon, así como en Irlanda y Gales.
Para Curtis Ebbesmeyer, oceanógrafo estadounidense contactado por la BBC, el tiempo que toma en atravesar el océano Atlántico, para cualquier clase de desechos, es de tres años.
Para Ebbesmeyer no cabe duda de que las piezas de Lego, después de todo este tiempo, hayan podido dar la vuelta al mundo. Por lo que, afirma, las fichas podrían estar en cualquier playa del planeta. E inclusive, continuar en el océano durante siglos.
A continuación, una selección de imágenes que grafica este peculiar hecho:
Fuente: https://redaccion.lamula.pe/2014/07/22/eternas-mareas-de-lego/paulocp/

No hay comentarios:

Publicar un comentario