*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

domingo, 11 de diciembre de 2016

Keiko y el lumpenfujimorismo


Keiko Fujimori ha perdido dos elecciones. Lo más probable es que pierda la chance de postular a una tercera elección por tres razones: 1) El fujimorismo está dividido, con Kenji de un lado y Keiko en el otro. 2) Keiko pierde la confianza de quienes estuvieron dispuestos a jugársela por ella y confirma que es una mujer inmadura e incapaz de...
poner el bien del país por encima de sus frustraciones personales. 3) Prensa de derecha y público que otrora le otorgaban cierta autoridad política y la diferenciaban de su padre, van cayendo en cuenta de que Keiko ha ido empacando su propia mochila de investigados, procesados y lumpen en su entorno, y de erráticas decisiones (https://goo.gl/dyshOz y https://goo.gl/XkZ9p9).
PUEDES VER: Contra el martillo, tornillo.
Ante este escenario, Keiko está dispuesta a matar o morir matando. La lucha que Keiko libra hoy es por demostrar poder en el frente interno de su decadente partido (para los potenciales disidentes y para empoderar a su camarilla), y al mismo tiempo, mostrar fuerza y poderío en el frente externo, confrontando al Ejecutivo. En la mente de Keiko no está el país.
Está la batalla interna que libra contra su hermano Kenji, avalado por su padre Alberto y el ala dura del fujimorismo al que Keiko invisibilizó acorde a su careta de campaña: Cuculiza, Chávez y demás alfiles clásicos de su padre fueron reemplazados por: Ana Herz, Pier Figari, Joaquín Ramírez, Héctor Becerril, Cecilia Chacón y demás representantes de esta politiquería lumpen que se mostró desnuda el día de la interpelación. Esta camarilla sostiene el poder de Keiko, operativiza sus decisiones, y sacrifica la gobernabilidad del país por una agenda partidaria. Una degradación de la política que Keiko aplaude y promueve como se vio en los chats publicados (https://goo.gl/XbD6Ou).
Keiko necesita asegurar su privilegiado lugar en la política que solo debe al apellido heredado. Si el partido mantiene a Keiko es porque aquel necesitaba del apellido Fujimori para seguir existiendo. Y porque de todos los Fujimori ella era la de mayor potencial político. A Kenji jamás se le tomó en serio. Keiko mostró la necesaria sangre fría para traicionar a su madre por poder (la abandonó cuando denunció ser torturada por su padre) y como prueba máxima de su insaciable deseo de poder, tomó su lugar como primera dama. Pero Keiko ha fallado, no una sino varias veces. Y con su hermano respirándole en la nuca, dos campañas perdidas, y un liderazgo errático, va perdiendo peso. Ahora se juega su última carta de poder, y a la mala, va por la vacancia de PPK.
Hoy solo los fujimoristas más sectarios, incluida su camarilla lumpen creen que la interpelación a Saavedra es una cruzada contra la corrupción. Medios usualmente amigables con Keiko y con el lumpenfujimorismo han despertado para ver el monstruo sin careta de campaña y al peor estilo de los 90. Saavedra quizás no califique para el Nobel pero es un ministro honesto y con un trabajo positivo sostenido.
No hay periodista con dos dedos de frente que no se haya dado cuenta de que esta arremetida del fujimorismo lumpen en su contra es artificiosa y mentirosa. Cualquier neutralidad periodística ante tan evidente zarpazo a la gobernabilidad, a la educación y la democracia solo deviene en complicidad.
En cuatro meses de gobierno los ministros han ido 129 veces al Congreso a pedido fujimorista por quítame estas pajas. Casi a diario. ¿Cómo puede avanzar el país así? Y como el chat del lumpenfujimorismo revela, es solo el comienzo. Becerril ha dicho el viernes en RPP que se van por otros ministerios (https://goo.gl/OITrwz). El Apra, tan financiado como el fujimorismo por las universidades chicha que morirán con la reforma universitaria, ha salido a amenazar con la vacancia a PPK (https://goo.gl/mwRBLP).
El fujimorismo, abusando de sus prerrogativas congresales, ha chantajeado y engañado al Ejecutivo para poner a sus cuestionados alfiles en instituciones clave: SUNAT, BCR y Defensoría del Pueblo (ahora van por la Procuraduría). Y el gobierno transó. Pero el fujimorismo no se detiene y lleva la gobernabilidad al límite haciendo que el pedido de cuestión de confianza y cierre del Congreso sea una necesidad.
No porque nos caigan mal, porque sean lumpen o deleznables, sino porque están poniendo en juego la estabilidad del país y su equilibrio de poderes. Por eso esto ya no es una defensa de una persona o un ministro, es una defensa de la Educación y del país. La cuestión de confianza no tiene comparación con el 5 de abril del 92 porque ese pisoteó la Constitución del 79. Esta vez se hará siguiendo los procedimientos legales contemplados en la actual Constitución.
Hora de gobernar PPK, presta oído al juego político, no a la pusilánime actitud tecnocrática que cree que un país se puede manejar como una empresa. El pueblo quiere Educación, el pueblo quiere avanzar, el pueblo apoya la cuestión de confianza. Este lunes a las 6 pm en la Plaza San Martín. Nos vemos en las calles.

Publicado en: http://larepublica.pe/impresa/opinion/829543-keiko-y-el-lumpenfujimorismo

No hay comentarios:

Publicar un comentario