*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

lunes, 19 de diciembre de 2016

Myanmar: el increíble país de oriente del que no conocemos mucho (y que deberíamos)


Se trata de un país con una potente mezcla de influencias chinas, de la India y de Tailandia. Ven a conocer un poco más de esta nación que te impactará con su devoción por el budismo.
Es probable que sepas poco de Myanmar, incluso hay una leve probabilidad de que...
nunca lo hayas escuchado antes (a no ser que veas Unbreakable Kimmy Schmidt en Netflix, especialmente el capítulo en el que Titus canta Pinot Noir y lo rima con Myanmar). Bueno y quizás algún amigo afortunado que recorrió el sudeste asiático. Pero una cuestión es cierta: la mayoría de nosotros se complicaría bastante si nos pidieran que ubiquemos a este país en un mapa.
Y si bien no estamos llamados a ser los reyes de la geografía, nunca está de más saber un poquito sobre aquellos países que no conocemos tanto, ya sea por que no tienen un valor noticioso para los medios o porque, simplemente, no aparecen en muchos lados. Es por eso que en El Definido decidimos contarte algunas cosas que deberías saber de esta nación.

Myan.. ¿qué?

Este país también es conocido como Birmania, y quizás así les suene más. Aunque su nombre oficial es República de la Unión de Myanmar (pero es un nombre que no gusta mucho, ya que fue cambiado durante una dictadura). De todos modos, partamos por lo primero. ¿Dónde rayos queda?
Como podrán ver en el mapa, limita al norte con China, al este con Laos y Tailandia; al oeste con la India, Bangladesh y el Golfo de Bengala; y al sur con el mar de Andamán. Tiene una superficie de 678.500 km² (solo unos 80 mil km2 menos que Chile) y alrededor de 54 millones de habitantes.

Una historia con tropiezos

Durante gran parte de su historia, este territorio albergó una serie de pueblos (ahora desaparecidos) que se unificaron bajo el alero de distintas dinastías. Esto, hasta que llegó la era del Imperialismo. Ahí, el Reino Unido llegó a la zona y la transformó en un protectorado. No fue hasta el 1948 que lograron independizarse, solo para caer dos décadas después en una dictadura que se extendería durante casi medio siglo.
Aunque eso les dejó una merecedora de un premio Nobel: Aung San Suu Kyi. Se trata de una política del país que se hizo con este galardón tras su lucha contra la junta militar que gobernaba. Ahora es ministra de Exterior, Energía y Educación. Uff. Y uno que cree que ir a comprar pan al super ya es mucha responsabilidad.
Eso sí, la misma historia de Myanmar lo ha transformado en un país con una mezcla de lenguas. Ahí se pueden encontrar tres grandes familias lingüísticas de Asia: la familia tibeto-birmana, la familia austroasiática y la familia tai-kadai. Aunque el principal idioma del país es el birmano.
Hoy Myanmar es un país pobre. De hecho, según el Reporte de Desarrollo Humano 2015, elaborado por las Naciones Unidas (ONU), este país se encuentra en el rango de aquellos con bajo desarrollo humano (lugar 148 de 188 naciones).
Su economía se basa principalmente en la agricultura, de donde se explica alrededor del 40% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. La materia prina más trabajada es el arroz, pero también se puede encontrar el algodón, maní y té. Todo esto también incide en que la mayoría de la población sea rural.

Una devoción religiosa sin igual

Pero basta de datos desalentadores, que no es lo único. Myanmar posee una cultura increíble, con tradiciones milenarias y un gran respeto por la religión y doctrina. Todo eso se puede apreciar en los sorprendentes templos que hay en el país (que es mayoritariamente budista). Por ejemplo, el 89% de la población practica el budismo, mientras que el resto se divide en cristianismo, islam, creencias animistas, hinduismo y otras religiones chinas.
Y para hacerse una idea, pueden imaginarse a Myanmar como una mezcla de influencias chinas, indias y tailandesas. ¿El resultado? Puro saborsh y unos entornos increíblemente bellos. Porque la diversidad de culturas siempre nos enriquece, ¿cierto? Si no nos creen, los invitamos a ver algunos templos que los dejarán con la boca abierta.
Está ubicado en el complejo religioso budista Shwedagon. El templo recibe el nombre de Shwedagon Paya (y sí, está bañado en oro).
Este es el templo budista Ananda. Mide más de 50 metros y también está bañado en oro.
Este templo tipo pagoda recibe el nombre de Mahamuni y en su interior hay un buda hecho completamente de oro (puedes verlo aquí).
Este se explica por sí mismo. Es. Un. Buda. Gigante.

Publicado en: http://www.eldefinido.cl/actualidad/mundo/7863/Myanmar-el-increible-pais-de-medio-oriente-del-que-no-conocemos-mucho-y-que-deberiamos/

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario