*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

jueves, 16 de junio de 2016

Guía rápida para desbaratar el mito del “50% a favor del fujimorismo”

ZomoS la mitá ¿Okeyyy? Foto: Correo Chicharrón de prensa

Las noticias de las que todo el mundo habla, desde cuatro ángulos distintos, sazonada, macerada y bien servida con su camotito y su cebollita más.
ZomoS la mitá ¿Okeyyy?
Foto: Correo
Los fujimoristas más rabiosos -o sea, la mayoría de ellos- y los simpatizantes más ardientes de Keiko Fujimori -algunos con sotana y programa de radio y otros con...
la sotana tapándoles el cerebro no más- aseguran que PPK y su gente deben pedirle perdón a la lideresa del fujimorismo y sus adláteres y allegados por los agravios recibidos durante la campaña o prepararse a que los 73 congresistas de Fuerza Popular le hagan la vida imposible impidiéndole gobernar al próximo Poder Ejecutivo de Pedro Pablo Kuczynski (toma nota, pulpín, así se escribe).
Al respecto, dos cosas 

Primero

Nadie en el fujimorismo -nadie con poder de tomar decisiones, esto es- es tan básico, infantil o idiota. Con 73 congresistas -más de la mitad del Congreso- lo quieran o no, los fujimoristas van a cargar con buena parte de la responsabilidad de las medidas que se tomen durante los próximos 5 años. Y, más importante, de las que no se tomen o no se puedan tomar por su culpa. A nadie le gusta el tontonazo picón que se para al fondo de la cancha y patea la pelota a la tribuna cada vez que le llega.
Si construir un partido y un proyecto político sostenible son las verdaderas intenciones del fujimorismo, entonces serán una oposición responsable y lo veremos en el siguiente lustro (un lustro son cinco años años, chibolo Ceregén, es pa’ no redundar). Y si no es así, ¡qué suerte que no los escogimos, carajo! ¿Se imaginan a un caprichoso, mano larga y matón en el puesto ejecutivo más importante del Perú con un historial familiar de violencia doméstica y baja empatía? (Y no, no estamos hablando de Alan, no jodan, ya perdió, déjenlo ser). REJODIDOS.

Segundo

Toda esta matonería directa y con mensajeros se basa en una falacia: desde el fujimorismo aseguran, juran y rejuran que representan a la mitad del país y que “la otra mitad”, la que votó por PPK, es solo un cúmulo de odiadores capaces de renunciar hasta a sus dizque principios para perjudicar a los fujimoristas (se entiende que a algunos en el fujimorismo eso de los principios se les haga una galleta, comprende pe varón).
Eso fue un claro y directo mensaje para Verónika Mendoza quien, durante la campaña, dijo que, más allá del apoyo puntual a la candidatura de PPK en 2da vuelta, ella y su partido -el Frente Amplio- serían oposición desde el día UNO. Los fujimoristas y Keiko lo adelantan, además, como quien legitima los atropellos que se disponen a realizar con su bancada-bulldozer de 73 congresistas.
Por eso, también, la frase aquella de Keiko en su mensaje de reconocimiento -a regañadientes- de los resultados electorales. Fujimori dijo más o menos, “te deseo suerte en gobernar con los rojos que votaron por ti, a ver si vas a poder”. O, como diría Pimpinela: “A esa vete y dile tu que venga -para quéééé- yo le doy mi lugar -qué quieres probar- que recoja tu mesa, que lave tu ropa y todas tus miseriaaaas”.
(Aquí está el video de la canción por si no la manyan)

Es muy importante que no te la creas y que no permitas que las mentiras fujimontesinistas se instalen en tu sentido común ni en el de NADIE porque después esas mismas mentiras son más difíciles de combatir y de eliminar.
De hecho, en la segunda vuelta representaron solo al 37.34% de la población frente al 37.53% de PPK lo que pone en evidencia la mentira del fujimorismo (no es que sea novedad que se inventen una realidad a su medida, pero es importante ponerlo en contexto) y que el grupo del gringo es más representativo.
Pero, junto con poner en relieve la farsa fuijmorista, pone en evidencia que más de la cuarta parte (25.13%) de los votantes del Perú no está representada por ninguna de las opciones que llegaron a la 2da vuelta. Y eso sí es un problema real del que nos ocuparemos en un futuro programa completo.
Imagen: Chicharrón de Prensa
Imagen: Claudia Cisneros
Como no queremos colgarnos solamente del gráfico de Claudia, hemos preparado dos gráficos adicionales pero de la primera vuelta. Queríamos ver el grado de representatividad de nuestros recién elegidos parlamentarios.
En la primera vuelta, de los 22.6 millones de votantes hábiles 32% (o sea alrededor de 7.2 millones o la tercera parte) votó blanco, nulo o viciado o no votó. Ojo, en el extranjero hay menos de 1 millón de votantes inscritos. Es decir que, con una votación de apenas 27% (6 millones más o menos), el fujimorismo se hizo del 56% del Congreso (73 escaños de un total de 130).
No, no hicieron trampa, la ley actual -y que no van a modificar- permite que estas cosas absurdas pasen. Por ejemplo, Goyo Santos sacó alrededor del 40% de los votos de Cajamarca y no hay un solo representante de ese grupo en el Congreso porque no pasaron la valla. ¿De locos, no?
Imagen: Chicharrón de Prensa
Imagen: Chicharrón de Prensa
“Ah pe, tío Chicharrón, lo que pasa es que estás contando a los cochos y a los mancados pe, por eso te sale así. Tienes que contar a los que fueron a votar no más”
¡Qué bueno que menciones eso y no te quedes con lo primero que te dicen, querido chibolo Vic Vaporub! El asunto es que aunque uses esos otros números, proporcionalmente la figura casi no cambia. Contando solo a los que fueron a votar en 1ra vuelta (unos 18.7 millones), el fujimorismo sacó 33%, igual muy por debajo del 56% de escaños que alcanzó en el Congreso (no carajo, el número de votantes no cambia pe, no seas pendejo, ¿cómo vas a preguntar eso?).
Imagen: Chicharrón de Prensa
Imagen: Chicharrón de Prensa
Así que ya sabes, cuando los fujis te quieran meter el dedo con eso de que son la mitad del país, tú sacas tu papelito y les dices: “Mi tío chicharrón ya me dijo cómo es, no te pases de pendejo que son la tercera parte no más, igual que el abuelito PPK. Pero él es el Presidente, así que apechuga no más chainís”.
Si los fujis quieren ganar las próximas elecciones, tienen que demostrar que han cambiado y para eso tienen 5 años en el Congreso. Cinco años en los que vamos a estar mirándolos de cerca para que no nos vuelvan a embaucar. Porque, ya sabes, si te roban una vez y caes, es culpa del choro; si te roban dos veces y caes, es culpa tuya.


Publicado en: http://chicharron.utero.pe/2016/06/15/guia-rapida-para-desbaratar-el-mito-del-50-a-favor-del-fujimorismo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario