*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

viernes, 15 de agosto de 2014

Bustamante: El político que sigue siendo del futuro

Exposición. La Universidad Católica San Pablo, en su casona de la calle Palacio Viejo 414, expone en estos días objetos personales y fotografías inéditas de José Luis Bustamante y Rivero.VISIONARIO. Quiso encuadrar al país dentro de la norma y hacer docencia cívica. Ahora que la clase política destaca más por sus escándalos y carencias morales, la palabra y ejemplo del expresidente peruano continúa vigente. Otro ilustre arequipeño añorado.
Jorge Turpo Rivas.
Cuando José Luis Bustamante y Rivero regresó a Arequipa desde La Paz – Bolivia pronunció un discurso en la Plaza de Armas el 1 de abril de 1945, allí dejó en claro que no se trataba de un político cualquiera, que su pensamiento y visión sobre la práctica política y democrática era...
distinta y sigue vigente hasta hoy y, quizás, por muchas décadas más.
“Descartemos de una vez por todas la vieja política de la ficción verbal y de la oferta demagógica y dispongámonos todos, hombres del trabajo y la idea, intelectuales, empleados, obreros y campesinos, cada uno dentro de la propia esfera, a crear una política sobria de meditación constructiva, de trabajo silencioso y de objetivos ajenos a todo personalismo”, expresó aquel día, marcando el inicio de su campaña electoral a la Presidencia de la República.
Y aunque resulte difícil creerlo, con esas ideas alcanzó ser elegido presidente de la República con la más alta votación registrada en la historia democrática del Perú: 67%. Lo malo vino después, cuan- do surgió una feroz oposición a su gobierno y no le dejó plas- mar en la realidad sus ideales.
Bustamante y Rivero lideró el Frente Democrático Nacional, contó hasta con el apoyo del Apra, pero esa alianza provocó también su salida del cargo sin completar su periodo.
Las elecciones que ganó fueron el 10 de junio de 1945. Derrotó a su principal oponente: el general Eloy Ureta, jefe de las tropas peruanas que triunfaron en la guerra con Ecuador en 1941.
“Bustamante y Rivero quiso hacer docencia cívica, quiso encuadrar al país dentro de la norma”, resalta su biógrafo, Mario Arce Espinoza.
COMO UN QUIJOTE
Leyendo las cartas de puño y letra que escribió Bustamante y Rivero a sus amigos, Arce Espinoza dice que descubrió al verdadero hombre detrás de la figura mítica.
“En su correspondencia se destaca mucho su coherencia entre el decir y el hacer. Él era igual en su vida pública y en su vida privada, un hombre de palabra y de ejemplo”.
Esas cartas de las que habla Arce Espinoza, ahora están en la biblioteca de la Universidad Católica San Pablo gracias al desprendimiento de los familiares de Bustamante de entregar su patrimonio bibliográfico y documentario a esta institución arequipeña.
Hay correspondencia importante, indica Arce, como la que compartió con el empresario Benjamín Roca Muelle y con Juan Manuel Polar Ugarteche.
“A ambos les habla de la necesidad de hacer docencia política y cívica. Se trataba de un hombre transparente, muy escrupuloso y preocupado por el país”, apunta.
¿Es solo un cliché decir que Bustamante fue un hombre adelantado a su época y que fue un visionario?, le pregunto a Arce.
-No hay nada de mito o cliché en eso, es cierto, fue alguien adelantado a su época. Su apego a la norma y decencia para hacer política no era frecuente en aquellos días y vemos que tampoco lo es ahora, esperemos que algún día lo sea, cuando ocurra habremos finalmente entendido lo que él quería para el país. Era como un Quijote en su época- responde.
En una de sus cartas, detalla Arce, Bustamante dice que en realidad él no se sentía un hombre nacido para la política. “Escribe que estaría más tranquilo en su escritorio juno a sus papeles y libros, pero igual tomó la decisión de pasar a la acción. Ya desde 1939 era presidenciable, así lo revela una carta de Juan Polar que le dice: usted es el hombre para asumir la Presidencia de la República”.
¿Qué tan vigente es el pensamiento de Bustamante en estos días?
- Está más vigente que nunca. Hoy que queremos consolidar la institucionalidad democrática y que hacen faltan partidos organizados, creo que lo de Bustamante fue un ejemplo en su tiempo y lo con- tinúa siendo. En varias de sus cartas se nota un acento fuerte sobre la necesidad de hacer cambios en esas estructuras, pero vemos que desde mediados del siglo pasado no hemos cambiado casi nada.
Mientras caminamos junto a Arce por las calles del Centro Histórico, cerca a la casa donde nació Bustamante y Rivero (esquina de San José con Jerusalén), el 15 de enero de 1894, me cuenta que era un hombre de una vida austera, a pesar de haber ocupado los más altos cargos a los que una persona puede aspirar: embajador, juez de la Corte Internacional de Justicia de La Haya ypresidente de la República. Al regreso del exilio, comenta Arce, el empresario Roca Muelle, en una carta le ofrece ser asesor legal de sus empresas y le escribe la cifra que sería su sueldo. “Bustamante le responde que se sentía halagado por la propuesta, pero que la suma que le ofrecía le parecía exorbitante y no la aceptaba. No trabajó para Roca. Pero sí defendió a varios sindicatos sin cobrar un centavo”.
FORMACIÓN
¿Por qué no ha vuelto a aparecer otro personaje público como Bustamante?
- Creo que es la formación que parte desde el hogar. Él fue un hombre que vivió en una familia pegada al derecho, criado con valores y principios por su padre Manuel Bustamante y Barreda. Obedecía a una especie de herencia que había recibido de sus mayores, tenía como un compromiso con su pasado familiar que también había tenido una actuación política a nivel nacional refiere Arce.
Luego destaca que la formación en la escuela también es vital para que se formen buenas personas. “El sostén de Bustamante fue, además de su familia, la formación académica y la religión católica. Él era sumamente religioso. Por eso creemos que su pensamiento siempre estará vigente porque se basaba en valores humanos que son eternos”.
INJUSTICIA
Ser consecuente con sus ideas y no ceder a las componendas políticas que el Apra gestaba en el Parlamento le costó el cargo. El 29 de octubre de 1948 fue derrocado por el golpe de Estado encabezado por Manuel Odría. Vivió entre Madrid y Ginebra durante el exilio entre 1948 y 1956.
Su manera de conducir el país en democracia también le costó que le caricaturicen. Sus enemigos le decían “Cojurídico”. Lo acusaban de tener carácter débil.
“No fue comprendido por la clase política tradicional. Confundieron su honestidad, consecuencia de ideas y sencillez, con debilidad de carácter. Para sus enemigos era el equivalente al mal político porque no aceptaba preventas ni negociados bajo la mesa”.
El reconocido periodista Francisco Igartua describió a Bustamante como un hombre de “modales afables, de exquisita cortesía y una incomparable sencillez, que no es lo mismo que blandura. Bustamante era orgulloso y apasionado, pero nada había en él del mezquino orgullo de las gentes sin respeto a su propia dignidad y sus pasiones no escondían bajos apetitos ni ruindades”.
A decir de Mario Arce, la figura política de Bustamante y Rivero ha sido injustamente marginada por los historiadores y políticos. "Se destaca mucho, por ejemplo, al dictador Manuel Odría por la infraestructura que construyó y se rescata poco el valor moral y democrático que personalizó Bustamante. Lamentablemente los valores son intangibles y los peruanos estamos acostumbrados a destacar a quien siembra cemento”.
Sin embargo, la obra pública de Bustamante y Rivero no fue poca. Solo se destaca que proclamó la soberanía y jurisdicción de las 200 millas marinas a favor del país. Pero en su corto gobierno emprendió la construcción de hospitales, de colegios, como el Militar Francisco Bolognesi en Arequipa y se inició los estudios completos de la irrigación Majes, en su primera etapa.
Cuando en el 2040 Arequipa cumpla su quinto centenario de fundación española, reconoce Arce Espinoza, el pensamiento y ejemplo de Bustamante seguirá vigente. “Es de esos hombres cuyos actos trascienden su existencia”, apunta.
 
Fuente:  http://www.larepublica.pe/15-08-2014/bustamante-el-politico-que-sigue-siendo-del-futuro#!foto3

No hay comentarios:

Publicar un comentario