*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

lunes, 18 de agosto de 2014

Los mejores discursos de Robin Williams en el cine

De payaso, profesor, robot y tantos otros papeles, Robin Williams, fallecido a la edad de 63 años, dio discursos memorables que quedarán marcados en la historia del cine.
En Patch Adams (1998) el actor encarna a un estudiante de medicina que considera que la risa es uno de los mejores antídotos para curarse. / Difusión
La industria del cine aún no logra superar la muerte de una de sus máximas figuras. Robin Williams, el genial y versátil actor estadounidense, murió ayer a la edad de 63 años. Con esta recopilación de...
sus mejores discursos realizados en los filmes se busca rendir un sentido homenaje al actor que en cada papel generó más de una sonrisa y lágrima.
Patch Adams (1998)
En su último y más importante intento por continuar con sus estudios y evitar ser expulsado de la universidad, Patch Adams emite uno de los mejores discursos vistos en el cine. Dejando de lado los argumentos teóricos, el joven médico explica que la risa y el amor a los pacientes supera a todas las medicinas llevadas a cabo mecánicamente por cada uno de sus colegas. Finalmente termina inyectándoles una gran dosis de responsabilidad de su futuro al jurado que tiene al frente. Imperdible.

El Hombre Bicentenario (1999) 
“Para que se reconozca solo por lo quien soy y lo que soy”. Con ello el robot Andrew intenta convencer al Congreso de los Estados Unidos que ya dejó de ser un robot y que merece ser considerado como un ser humano. Luego de luchar por decenas de años por lograr convertirse en uno, Andrew, logra demostrar que tiene sus sentimientos y, a diferencia de muchas personas que se le cruzan, una gran capacidad para amar.

Good Will Hunting (1997)
Sean Maguire (Robin Williams) necesita convencer a Will Hunting de que no solo basta con ser un genio para llegar a ser alguien en esta vida. Con fuertes y necesarias palabras, intenta atravesar los duros sentimientos de Will, quien gracias por fin logra reflexionar, dejar sus miedos y tomar la decisión más prudente. Uno de los discursos más crudos realizados por Robin.

La Sociedad de los Poetas Muertos (1987)
El profesor John Keating llegó a envolver a un grupo de adolescentes en el amor por la vida y la literatura. ¿Su arma? Un libro de poemas. Tras un comienzo accidentado, el maestro tiene que enseñar a sus alumnos en qué consiste la libertad y para ello recurre a los poemas de Walt Whitman. Escoge a Todd Anderson, uno de los estudiantes más reacios para el aprendizaje, para su primer ensayo y al teniéndolo al frente de toda la clase es capaz de mostrar que la poesía es inherente a cada uno de nosotros. Una de las mejores escenas de la película.

Buenos días, Vietnam (1987)
Tras ser llevado a Vietnam en plena guerra, el locutor Adrian Cronauer es capaz de generar y entretener a todos los soldados y a su generar la crítica suficiente para ser sacado de su puesto. Un largometraje que deja ver el lado más cómico de Williams, que teniendo un micrófono y un selecto grupo de canciones, arma la felicidad para todos los soldados estadounidenses que se encuentran en Vietnam.

Si desea ver cada una de estas interpretaciones haga clic aquí

Fuente: http://www.tempusnoticias.com/sociedad/los-mejores-discursos-de-robin-williams-en-el-cine/






 

No hay comentarios:

Publicar un comentario