*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

viernes, 15 de agosto de 2014

El mundo del cine llora a su payaso más triste

robinok Robin Williams (1951-2014)
La risa para ocultar el llanto. Ese era, según sus colegas de Hollywood el talento más grande de Williams. El protagonista de "La sociedad de los poetas muertos", nacido en Chicago en 1951, había combinado desde bien joven un genio irresistible y una verborrea sin igual con una vida personal plagada de debilidades. En 2006 volvió a un centro de rehabilitación tras reconocer su... alcoholismo y en 2009 sufrió problemas cardíacos. Pero nada parecía indicar que Robin Williams, que seguía más en el corazón del espectador que en la mente de los productores, se iría así sin más.
por EFE y Cultura+Ciudad
Los mensajes de condolencia, sorpresa y tristeza se sucedieron tras el anuncio del repentino fallecimiento del popular actor Robin Williams, quien fue encontrado sin vida este lunes en su domicilio californiano. 
Uno de los mensajes más emotivos tras su muerte fue el de su hija Zelda, quien publicó en la red social Twitter una cita del escritor francés Antoine de Saint-Exupéry.

“Tendrás las estrellas como nadie las tiene. En una de ellas estaré viviendo. En otra estaré riendo. Entonces será como si todas las estrellas estén riendo cuando mires al cielo por la noche. Tú y solo tú tendrás estrellas que pueden reír”, escribió.

Y añadió: “Te quiero. Te echaré de menos. Intentaré seguir mirando hacia arriba”.

Precisamente a Zelda había dedicado el actor su último tuit el 31 de julio para desearle un feliz 25 cumpleaños, un mensaje que acompañó con una foto de ambos cuando la joven era tan solo una niña.
robin2
La Academia de Artes y Ciencias cinematográficas de Hollywood quiso recordar al actor con un tierno mensaje de Twitter reproducido inmediatamente por miles de usuarios: “Genio, eres libre”, reza, acompañado de una foto de la película animada Aladino. Un guiño al recordado papel del actor como voz del genio de la lámpara maravillosa en la versión en inglés.

El director ejecutivo de Disney, Robert Iger, le definió como un “genio de la comedia y un actor increíble” y desde Sesame Street le recordaron como alguien que “siempre hizo reír y sonreír” con una simpática foto del actor en el programa.

“No podría quedarme más de piedra por la pérdida de Robin Williams, buena gente, talento genial, compañero actor y alma genuina”, dijo su colega Steve Martin en Twitter al enterarse de lo ocurrido.
Papá por siempre. Otro clásico de la generación de los 90', donde Williams hace de todo por pasar más tiempo con sus pequeños hijos, tras divorciarse de su esposa. La caracterización del actor de Hollywood se lleva todos los laureles.
Papá por siempre. Otro clásico de la generación de los 90′, donde Williams hace de todo por pasar más tiempo con sus pequeños hijos, tras divorciarse de su esposa. La caracterización del actor de Hollywood se lleva todos los laureles.
La latina Zoe Saldana afirmó no encontrar las palabras para “expresar la tristeza por esta pérdida trágica” y Michelle Rodríguez recordó con nostalgia los momentos de risa y llanto que vivió a través de los trabajos de Williams.

John Cusack, Mandy Moore, George Takei, Mara Shriver, Shannen Doherty, Mia Farrow, Kevin Spacey y Faye Dunaway fueron algunos de los artistas que también recurrieron a las redes sociales para expresar su pena.
Willimas, como Mork, de la serie de los 70 "Mork and Mindy"
Willimas, como Mork, de la serie de los 70 “Mork and Mindy”
Lenny Kravitz eligió una fotografía que se tomó con Williams en el rodaje de The Butler en Nueva Orleans para recordar al ganador de un Óscar por Good Will Hunting. “Fue un honor conocerte”, comentó el cantante.
Lindsay Lohan, por su parte, habló de la “bondad” de Williams a quien conoció en su primer día de filmación de The Parent Trap. “Qué perdida tan enorme”, afirmó la actriz.

Zachary Quinto y Anna Kendrick recurrieron a una de las frases más icónicas de la filmografía de Williams, el extracto del poema O Captain! My Captain! escrito por Walt Whitman que recogió el espíritu del drama juvenil Dead Poets Society que el actor protagonizó en 1989.
¡Oh, capitán, mi capitán! Levántate aguerrido y escucha cual te llaman tropeles de campanas. Por ti se izan banderas y los clarines claman”, escribió Kendrick.

La muerte del actor también conmovió a la familia presidencial estadounidense. Barack Obama, su esposa y sus hijas lamentaron su pérdida y lo describieron como un intérprete “único”.

“Llegó a nuestras vidas como un extraño pero terminó tocando cada elemento del espíritu humano. Nos hizo reír. Nos hizo llorar. Entregó su inmensurable talento a quienes más lo necesitan, desde nuestras tropas en el extranjero a los marginados en nuestras calles”, expresó la familia presidencial en un comunicado.
Patch Adams. Nadie podrá olvidar a Williams con su pequeña nariz roja de payaso y su increíble actuación basada en la historia de la vida del Dr. Hunter "Patch" Adams y el libro Gesundheit: Good Health is a Laughing Matter, de Adams y Maureen Mylander.
Patch Adams. Nadie podrá olvidar a Williams con su pequeña nariz roja de payaso y su increíble actuación basada en la historia de la vida del Dr. Hunter “Patch” Adams y el libro Gesundheit: Good Health is a Laughing Matter, de Adams y Maureen Mylander.

Suicidio

El actor había estado trabajando intensamente este año y en julio decidió ingresar durante varias semanas un centro de rehabilitación en Minesota “por precaución”, dijo entonces su representante.

Williams tenía un largo historial de abusos de cocaína y alcohol que se remonta al principio de la década de 1980 y, aunque mantuvo a raya sus adicciones durante años, recayó en 2006.

Williams fue visto por última vez con vida en torno a laas 05: del lunes en su casa de Tiburón, en el área de la bahía de San Francisco, y no fue hasta las 18.55 que los servicios de emergencia fueron alertados de su estado.
Retrato de una obsesión. Gran actuación de Williams donde demostró  una vez más su versatilidad actoral. Encarna a un técnico de laboratorio fotográfico que se vuelve "loco" por una familia.
Retrato de una obsesión. Gran actuación de Williams donde demostró una vez más su versatilidad actoral. Encarna a un técnico de laboratorio fotográfico que se vuelve “loco” por una familia.
Los médicos de urgencia llegaron al domicilio apenas cinco minutos después del aviso y se encontraron a Williams inconsciente y sin respiración.

La defunción del artista se certificó casi de inmediato: 19.02 horas.
Las autoridades abrieron una investigación para esclarecer lo ocurrido y los primeros indicios señalan a un posible suicidio por asfixia, si bien la oficina del alguacil del condado de Marin no reveló más detalles.

Está previsto que los agentes comparezcan ante los medios de comunicación este martes para dar más información sobre el caso.
Despertares. Filme que reúne a dos gigantes del cine. En papel del médico que Malcolm Sayer -Willimans- logra que uno de sus pacientes, Leonard Lowe (Robert De Niro) despierte de su mundo.
Despertares. Filme que reúne a dos gigantes del cine. En papel del médico que Malcolm Sayer -Willimans- logra que uno de sus pacientes, Leonard Lowe (Robert De Niro) despierte de su mundo.
Para hoy también está programado el examen forense y la realización de las pruebas toxicológicas al cadáver.

Perfil

Hizo reír a varias generaciones con Mrs Doubtfire, soñar con Dead Poets Society y fue “el genio más genial” en Aladdin, pero Robin Williams siempre arrastró un aire de amargura que de Good Morning Vietnam a Good Will Hunting, con la que ganó el Óscar, dibujó al payaso más triste de Hollywood.
El hombre del Bicentenario. Gran película de ciencia ficción estadounidense, donde Williams, a través de su personaje,explora cuestiones de la humanidad, esclavitud, prejuicios, madurez, libertad intelectual, sexo, amor y muerte, entre otros.
El hombre del Bicentenario. Gran película de ciencia ficción estadounidense, donde Williams, a través de su personaje,explora cuestiones de la humanidad, esclavitud, prejuicios, madurez, libertad intelectual, sexo, amor y muerte, entre otros.
El fallecido actor Christopher Reeve contó una vez que la primera persona que le había hecho reír tras quedar parapléjico al caerse de un caballo había sido Robin Williams.

Habían sido compañeros de estudios de interpretación en la Julliard School y amigos durante toda la vida. Cuando estaba todavía ingresado en el hospital, Williams se hizo pasar por un doctor ruso que quería practicarle una colonoscopia.
Williams, en "La Sociedad de los poetas muertos"
La sociedad de los poetas muertos (Dead Poets Society en inglés). Película estadounidense de 1989 con guion dirigida por Peter Weir y con Robin Williams, como profesor de literatura que marcará para siempre a un grupo de alumnos durante 1959 en la Welton Academy (Vermont).
Ese era el terreno del actor: la risa para ocultar el llanto. 
Williams, nacido en Chicago en 1951, había combinado desde bien joven un genio irresistible y una verborrea sin igual con una vida personal plagada de debilidades.

Antes de saltar a la interpretación había empezado a estudiar Ciencias Políticas, una inquietud comprometida que nunca le abandonó en sus ácidas comparecencias públicas, como cuando en el Festival de Berlín presentó The Final Cut, uno de sus filmes más oscuros, y disparó una rueda de prensa en la que dijo “no sé qué hacemos buscando armas químicas en Irak cuando sería más fácil mirar en los albaranes del Pentágono”.

Y antes de llegar a la fama, que se fraguó en la televisión con series como Happy Days y, sobre todo, Mork & Mindy en la segunda mitad de los setenta, ya había coqueteado peligrosamente con la cocaína, que compartió con otro amigo suyo malogrado, John Belushi. “La cocaína es la manera que tiene Dios de decirte que estás ganando demasiado dinero”, decía con ironía.

El cine tardó más en darle la bienvenida, pero fue a lo grande con Good Morning Vietnam, de Barry Levinson, que sacó un partido único a su rapidez verbal, a su ingenio y su capacidad para combinar con una gran sonrisa una mirada triste.
Más allá de los sueños. Williams se sumerge en una trama basada en la fantasía y en las preocupaciones sobre lo que hay detrás de la muerte. Una película con un enfoque idílico y esperanzador sobre la vida después de la muerte
Más allá de los sueños. Williams se sumerge en una trama basada en la fantasía y en las preocupaciones sobre lo que hay detrás de la muerte. Una película con un enfoque idílico y esperanzador sobre la vida después de la muerte
También le supuso su primera nominación al Óscar y abrió su mejor época profesional y vital, continuada con Dead Poets Society, de Peter Weir, la película que hará hoy que se levante toda una generación de adolescentes a despedirle al grito de Oh, capitán, mi capitán, pues en ella encarnó a un heterodoxo profesor que se sale de los temarios y entra en la materia sensible de la vida.

El trío de ases (y de nominaciones al Óscar) se redondeó con The Fisher King, de su ídolo cómico, Terry Gilliam (de los Monty Python), esta vez metido a mágico fabulador.
Afuera de su casa en Los Angeles
Afuera de su casa en California
Disney pensó en él como el único capaz de poner voz al genio de Aladdin, su gigantesco éxito comercial, y su pericia fue tan bárbara que algunos incluso pidieron una cuarta nominación al Óscar por un trabajo de doblaje. Como rezaba la canción que él mismo cantaba en infinitos tonos y voces distintos, no había en el mundo “un genio tan genial”.

Y Steven Spielberg pensó en lo contrario: en darle el papel de un Peter Pan hastiado y amargado en su vida real y volviendo a Nunca Jamás para solucionar su insatisfacción. Era Hook y allí reafirmó su conexión con uno de sus públicos más fieles: el infantil.

Mrs. Doubfire, en la que se convirtió en una adorable asistenta británica para estar más tiempo con sus hijos, le reportó un Globo de Oro y desplegó una paleta más amplia de talentos si cabía, hasta convertirla en un gran éxito comercial.
Peter Pan (Hook en inglés). Fue parte del mundo mágico animado que trascendió a la pantalla del cine, donde se caracterizó con el papel de Peter Pan. Luchó con el Capitán Garfio (Dustin Hoffman), fue al País de Nunca Jamás y vivió innumerables aventuras con Campanilla (Julia Roberts) y los niños perdidos.
Peter Pan (Hook en inglés). Fue parte del mundo mágico animado que trascendió a la pantalla del cine, donde se caracterizó con el papel de Peter Pan. Luchó con el Capitán Garfio (Dustin Hoffman), fue al País de Nunca Jamás y vivió innumerables aventuras con Campanilla (Julia Roberts) y los niños perdidos.
Seguirían otros filmes como Jumanji, Patch Adam.(no en vano, sobre la terapia de la risa) o la incomprendida Jack, rareza agridulce de Francis Ford Coppola.

El Óscar, llegó finalmente a la cuarta nominación en 1997, la primera como secundario, en un papel tan agridulce como él mismo. El psiquiatra viudo de Good Will Hunting, de Gus Van Sant. y, por primera vez, Robin Williams se quedó casi sin palabras al subir al escenario ante la ovación de toda la profesión. Aunque enseguida se recuperó y empezó a bromear.

Desde entonces, en cambio, nunca volvió a conseguir un gran papel a la altura de su talento, si bien participó en películas notables como Insomnia, del ahora idolatrado Christopher Nolan, y volvió a poner comicidad a éxitos de taquilla como Night at the Museum y su voz a nuevos clásicos de la animación como Happy Feet.
Buenos días Vietnam (Goog moring Vietnam en inglés). Durante la Guerra de Vietnam, Adrian Cronauer (Robin Williams), un disc-jockey de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, llega a Saigón para entretener a los soldados desplegados en Vietnam.
Buenos días Vietnam (Goog moring Vietnam en inglés). Durante la Guerra de Vietnam, Adrian Cronauer (Robin Williams), un disc-jockey de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, llega a Saigón para entretener a los soldados desplegados en Vietnam.
Así, en 2006 volvió a un centro de rehabilitación tras reconocer su alcoholismo y en 2009 sufrió problemas cardíacos. Pero nada parecía indicar que Robin Williams, que seguía más en el corazón del espectador que en la mente de los productores, se iría así sin más.

Se había anunciado una secuela de Mrs. Doubfire, estaba rodando otra entrega de Night at the Museum y disfrutaba de un matrimonio todavía corto pero aparentemente estable con Susan Schneider.

Y es que Williams también tuvo una vida sentimental algo caótica, a la que sobreviven tres hijos de sus dos primeros matrimonios. “La vida solo te da una pequeña chispa de locura. No debes perderla”, dijo en una ocasión.

Fuente: http://www.elmostrador.cl/cultura/2014/08/12/el-mundo-del-cine-llora-a-su-payaso-mas-triste/

No hay comentarios:

Publicar un comentario