*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

miércoles, 28 de enero de 2015

Crónica de una derogatoria anunciada

Nelson Manrique
Cuando Ollanta Humala hizo cuentas y concluyó que iba a perder en la comisión permanente del congreso decidió realizar una maniobra de alta estrategia para salvar la ley pulpín. Convocó entonces a sesión extraordinaria del pleno, dos días antes de la fecha programada para la sesión de la CP.
Humala insistía en su malhadada propuesta: “a lo mejor” en...
el pleno conseguía mayoría; una ilusión poco realista, luego de que el PPC y hasta Perú Posible, su aliado, anunciaran que iban a votar por la derogatoria. La renuncia de Sergio Tejada al nacionalismo, por otra parte, fue un duro golpe a la cohesión oficialista. Ni las amenazas lograron impedir que nacionalistas decidieran votar en conciencia. Los 18 votos en contra y las 5 abstenciones hacen 23, que está claramente por debajo de los 34 parlamentarios que componen la bancada oficialista. Hay 11 que se sublevaron, lo cual agrava la crisis partidaria.
¿Es la renuncia de Tejada una maniobra oportunista, porque se aproximan las elecciones generales? Es dudoso; él ha sido uno de los líderes más visibles del PN –fue su portavoz y presidió la megacomisión encargada de investigar la corrupción durante el gobierno de Alan García–. Salirse del PN hoy es cambiar una ubicación privilegiada para exponerse a un futuro político incierto.
En segundo lugar, Humala pretendía descargar en el parlamento las consecuencias de lo que sucediera con su engendro. Si no fuera por su obcecación pudo haber realizado un cierto control de daños argumentando que, dada la controversia que la norma había provocado, dejaba que ésta se discutiera en el congreso, para ejecutar lo que éste decidiera. Pero optó por insistir en que se apruebe, con lo que hizo suya la derrota sin atenuantes. Los votos en contra superan por cinco veces los votos a favor; lo demás es una anécdota intrascendente. Como decían los griegos, los dioses ciegan a quienes quieren perder.
En tercer lugar, y lo más importante, Ollanta buscaba descolocar a los jóvenes, que habían convocado a una quinta movilización para el día 28, madrugándolos. Pero no contaba con su astucia, y por supuesto con las redes sociales. Apenas 3 horas después de su mensaje los jóvenes convocaron a una conferencia de prensa en la Zona 9, para anunciar que habían adelantado la movilización para el día 26, a las 9am., la misma hora en la que se iniciaría el debate parlamentario. Los militares debieran aprender que la naturaleza del tiempo ha cambiado drásticamente. De esta manera hoy hubo circo en el congreso y movilización juvenil y popular en las calles. Fue una grave irresponsabilidad arriesgarse a tener un saldo fatal por obcecación, pero por fortuna los jóvenes demostraron una amplia capacidad de control y organización, deteniendo inclusive a un presunto policía armado infiltrado en la movilización.
Con el rechazo de las tres cuartas partes del país la ley pulpín ya estaba muerta antes de ayer. Lo verdaderamente importante son las fuerzas sociales y políticas que Humala ha desatado. Los voceros juveniles insisten en que esto no ha terminado, que su lucha busca acabar con los 39 regímenes legales especiales que se usan para recortar los derechos de los trabajadores, y sacar una ley general del trabajo, sin recortes ni discriminaciones. Pero este objetivo choca frontalmente con el modelo que permite a la Confiep manejar el país como su chacra, usando como brazo al MEF. Se ha logrado pues una completa politización juvenil.
¿Era esto imprevisible? Me remito al artículo que publiqué hace un mes, luego del segundo  pulpinazo:
“Ollanta Humala afronta hoy una situación parecida a la que enfrentó Alejandro Toledo cuando decidió persistir en su política privatizadora desoyendo la protesta popular arequipeña, lo que desembocó en el “arequipazo”, y luego Alan García, al insistir en su política anticampesina contra los pobladores amazónicos (el “perro del hortelano”), desencadenando el baguazo. Ambos fracasaron a pesar de que no estaban tan aislados como Humala hoy … Parafraseando la feliz frase de la campaña de Bill Clinton del 92: ‘¡Es la política, estúpido!’ (“Crónica anunciada de un 2015 movido”,  LR, 30/12/2014,  http://bit.ly/15LK3VH).
Con el arrollador triunfo de Syriza en Grecia los vientos a favor del cambio crecen, la chance de Podemos en España se incrementa y el mundo parece moverse en una nueva dirección. Se abren caminos inéditos.
Bienvenida, política.

Fuente: http://www.larepublica.pe/columnistas/en-construccion/cronica-de-una-derogatoria-anunciada-27-01-2015

No hay comentarios:

Publicar un comentario