*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

miércoles, 28 de enero de 2015

Madre del japonés cristiano rehén de ISIS: ‘Daría mi vida por la suya’


“Como madre, sólo me queda orar", dijo Junko Ishido en rueda de prensa, conteniendo las lágrimas. Ya se cumplió el plazo del rescate, que Japón no entregará. La madre del periodista japonés Kenji Goto, cristiano evangélico secuestrado por los yihadistas del Estado Islámico, ha hecho hoy un llamamiento ante los medios de comunicación para...
pedir la liberación de su hijo, coincidiendo con el final del ultimátum para su ejecución.
«Por favor, salven la vida de Kenji», rogó al gobierno japonés en su declaración Junko Ishido, que compareció por la mañana ante los medios en el Club de corresponsales extranjeros de Tokio. El llamamiento de Ishido se produce el mismo día que se cumple el plazo de 72 horas que los yihadistas impusieron al Gobierno de Japón para pagar 200 millones de dólares a cambio de la vida de Goto y del empresario Haruna Yukawa.
«Miembros de EI, por favor, libérenlo, (Kenji) no es vuestro enemigo», dijo la mujer con el rostro compungido y los hombros caídos. «Mi hijo es servicial desde pequeño y siempre decía que quería salvar la vida de los niños en la guerra. Trabajaba desde un punto de vista neutral sobre los conflictos», apuntó. Durante su intervención, Ishido se dirigió al grupo yihadista para recalcar que el artículo 9 de la Constitución nipona prohíbe la intervención del país en conflictos bélicos.
«Kenji es una persona con un fuerte sentido de la justicia. Si lo liberan, se dedicaría a trabajar para el futuro de la Tierra y de los niños», alegó.  
UNA MADRE SIN SALIDA, SALVO ORAR
"Mi hijo Kenji Goto Jogo no es un enemigo de la  fe islámica. Como madre, sólo me queda orar por su liberación", dijo Junko Ishido conteniendo las lágrimas. "Si pudiera ofrecer mi vida por la suya yo la daría para que mi hijo pudiera ser puesto en libertad, esto sería sólo un pequeño sacrificio por mi parte". "Él siempre se ha preocupado por las personas más vulnerables, ayudando a los niños más necesitados", agregó. "Él ha dejado en Japón un bebé muy pequeño y a su esposa ", dijo la madre de Goto.  
UN GOBIERNO ATRAPADO El gobierno japonés estima que el ultimátum expiró a las 2:50 de la tarde, informa CNN. Pero que de cualquier manera, decidió no realizar el pago solicitado por ISIS, porque cree que es la mejor forma de no apoyar el terrorismo. Hace tres días mediante un video, uno de los miembros de ISIS amenazó con matar a Kenji Goto Jogo y a Haruna Yukawa, a menos que recibiera un rescate de 200 millones de dólares en el lapos de 72 horas, exigiendo el pago directamente al primer ministro japonés Shinzo Abe, quien estuvo recientemente de gira por Oriente Medio. Abe prometió intentar salvar a los hombres al decir que "sus vidas son la máxima prioridad". El portavoz del Gobierno de Japón, Yoshihide Suga, dijo hoy en rueda de prensa: «Estamos en una situación extremadamente difícil, pero seguimos haciendo el máximo esfuerzo con el fin de liberar a los rehenes japoneses».
Fuente: Protestante Digital

Fuente: http://www.fuerzalatinacristiana.com/index.php/noticias/item/2051-madre-del-japones-cristiano-rehen-de-isis-daria-mi-vida-por-la-suya

No hay comentarios:

Publicar un comentario