*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

viernes, 15 de mayo de 2015

Se rieron de su idea y ahora tiene un negocio de 500 millones de dólares

“No hay malas ideas, solo ideas que no funcionan”. La manida frase que se repite en las escuelas de negocios de todo el mundo puede modificarse en el caso de Tariq Farid a “No hay ideas absurdas, solo gente de poca fe”.
En 1999, este descendiente de inmigrantes indios nacido en 1969 era el propietario de una pequeña cadena de cuatro floristerías en East Haven (Connecticut, Estados Unidos). Tariq, que abrió su primer negocio con 17 años, había visto a miles de personas decirse lo siento o te quiero amor gracias a sus flores. Pero a pesar de que le iba muy bien vendiéndolas, pensaba que podía llegar a cambiar los... hábitos de los estadounidenses respecto a la forma que tenían de transmitirse sentimientos.
Aunque las flores son eternas, también puede haber otra forma de regalar algo bonito. Y a Tariq se le ocurrió crear originales cestas de frutas, pero no enteras, sino recortadas y pinchadas en un palo, formando así curiosos centros.
Según confiesa a Business Insider este emprendedor, los expertos en negocios que vieron sus piñas cortadas con cutter y sus kiwis con forma de corazón le dijeron que era una idea ridícula, y que las flores eran algo mucho más elegante que su creación. Todo fueron críticas negativas, pero solo una persona le apoyó: su madre.
(slgckgc/flickr) (slgckgc/flickr)

“La primera vez que vio un centro con la fruta me dijo que era maravilloso y que iba a triunfar”, cuenta Tariq. No le hizo falta nada más para seguir adelante. 16 años después, Edible Arrangements  (Arreglos Comestibles) como llamó a la empresa que creó, es un emporio valorado en 500 millones de dólares (448 millones de euros) y que tiene 1.200 establecimientos repartidos por todo Estados Unidos en régimen de franquicia. Tariq Farid aparece en el puesto 40 de la lista de mejores empresarios de franquicia en la revista Entrepreneur.
“No deberías asustarte de ir contra el consejo de los expertos, cuando en tu corazón sabes que la dirección hacia la que vas es la correcta”, recomienda Tarid.  “Muchos de ellos no son ni la mitad de expertos que tu propia madre”, resume el CEO de Edible Arrangements. Ahora, además de enviar flores, los norteamericanos pueden mandar cestas de frutas cortadas, algo que solo imagino un hombre del que todos se rieron hace 16 años.


Fuente: https://es-us.finanzas.yahoo.com/noticias/se-rieron-de-su-idea-y-ahora-tien-un-negocio-de-500-millones-de-d%C3%B3lares-155004515.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario