*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

miércoles, 10 de julio de 2013

"El último gran libro que leí fue Vida y destino de Grossman"

http://circuitosabiertos.lamula.pe/media/uploads/ace6a15b-5d3a-49c2-b230-daf57a0c6ce2.jpg

Carlos Yushimito responde sobre los libros buenos, malos y divertidos.
En 2010 Carlos Yushimito fue elegido por la revista británica Granta como uno de los 22 mejores escritores en español que aún no superaban el cerco de los 35 años. Lo leí por primera vez hace ya nueve, en una antología de.... varios escritores peruanos jóvenes. El cuento me encantó. El ritmo, el lenguaje, la atmósfera. Él aún no publicaba por entonces lo que sería su primer libro, Las islas. Del segundo, Lecciones para un niño que llega tarde, Silvia Hopenhayn escribió: "Sucede que sus cuentos son verdaderas puertas (con o sin dientes). Puertas de la percepción, pero no a la Huxley ni a la Jim Morrison (quien se inspiró en Huxley para nombrar a su grupo The Doors). Se trata de una percepción literaria del espacio, un modo en que las palabras consiguen apresar esencias perdidas o el milagroso atisbo de lo humano, como ansiaba el maravilloso escritor brasileño Guimaraes Rosa". Como ahora acaba de publicar un nuevo libro, esta vez un ensayo sobre la narrativa breve de Cueto, Niño de Guzmán y Valenzuela, aproveché la ocasión para enviarle este cuestionario. Aquí los libros buenos, malos y divertidos de Carlos Yushimito.

¿Qué libro estás leyendo ahora?
Ensayos y discursos de William Faulkner. Se trata de una recopilación de cartas, discursos, reseñas, prólogos y ensayos que escribió hasta más o menos el año 1960. Llevo leídas casi 150 páginas y en todas esas pequeñas memorias públicas y privadas, puede uno apreciar mejor el tipo de militancia estética que proponía Faulkner, además de esa especie de ética alrededor del acto de la escritura, que se afirmaba en la magnitud de lo épico y lo visionario, incluso en sus prácticas aparentemente más burocráticas. Le transcribe, por ejemplo, a Robert Haas, de Random House, un discurso que recitó en honor a su ama negra, recientemente fallecida, y añade: “Esto fue lo que dije, y cuando después lo tuve en papel, resultó ser prosa bastante buena”. Creo que cualquiera que empieza a escribir encontrará muy inspirador este libro de Faulkner.
¿Cuál es el último gran libro que has leído?
Tal vez el último “gran libro” que leí, pensándolo un poco a la manera decimonónica, fue Vida y destino de Vasily Grossman. Pienso también que Yuri Herrera debe ser el autor que está escribiendo actualmente los mejores libros en lengua castellana.
¿Qué libro te decepcionó?
No diría que me decepcionó, pero un libro que leí y que no me gustó fue Plop, de Rafael Pinedo. Inicia bien, como picaresca ciberpunk; pero luego su universo distópico se revela poco ingenioso, y su estilo lacónico, más bien, bastante pobre. Hay estilos lacónicos que destilan, que parecen operar por condensación y que poseen un ritmo interno sumamente rico. Pienso en Raymond Carver o en Natalia Ginzburg o en Rubem Fonseca. Pero lo de Pinedo me pareció, por más que intenté que me gustara, de una llaneza poco literaria.
¿Cuál es el libro más divertido que leíste?
Probablemente, aunque no estaría muy seguro, el Gargantúa y Pantagruel de Rabelais. Entre los contemporáneos, me encanta el sentido del humor de Lorrie Moore, y he pasado ratos bastante divertidos leyendo sus cuentos reunidos en Pájaros de América y Como la vida misma. Sus ironías sobre las miserias de los estadounidenses son de lo más finas; Foster Wallace, por el contrario, tiene un humor bastante chabacano.
Si pudieras recomendar un libro a Ollanta Humala, ¿cuál sería?
Tal vez le diría que leyese el Quijote, en especial los capítulos de la Ínsula Barataria. De alguna forma, supongo que también Humala gobierna como Sancho, sin darse cuenta de que su gobierno no es más que la burla encubierta de ciertos duques.
Si tienes que llevar tres libros a una isla, ¿cuáles eliges?
No voy a ser original en esto porque se lo leí alguna vez a alguien y me pareció bastante sensato. Elegiría, para empezar, un manual para pescadores, y también algún recetario del tipo 1001 formas sencillas de cocinar pescados. Además de esos, me llevaría los tres tomos de las obras completas de Felisberto Hernández publicados por Siglo XXI. Y si me lo permites, también la poesía completa de José Watanabe.

Foto: Claudio Esses
 
Fuente: http://circuitosabiertos.lamula.pe/2013/07/10/el-ultimo-gran-libro-que-lei-fue-vida-y-destino-de-grossman/bufalino/

No hay comentarios:

Publicar un comentario