*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

miércoles, 10 de julio de 2013

Rescatar la educación pública (Mundo Obrero V)


foto: flickr de giorkell

La educación pública está siendo abandonada en forma masiva. Las razones que he escuchado no apuntan tanto a la mala calidad del servicio brindado por los profesores, ni a la mala infraestructura, ni a la corrupción de las instituciones educativas.
Los padres tampoco señalan que el material educativo sea escaso o que la estructura curricular sea mala. Ni siquiera se escandalizan por lo que dicen las pruebas PISA o lo reiterativo de las voces de los notables diciendo que los niños de la escuela pública en el Perú terminan no aprendiendo nada.
Lo que yo he escuchado de los mismos padres es que ellos sacan a sus niños masivamente de la educación pública porque consideran que...
en la escuela estatal sus hijos corren peligro de volverse pandilleros, fumones o delincuentes.
Y al escucharlos he sentido su miedo. Como si hablaran de ‘Maranguita’ o de la antesala de un centro penitenciario. Los padres y madres que pueden hacerlo sacan a sus hijos de la escuela pública para protegerlos y no necesariamente buscando una mejor educación.
Esto tiene más sentido porque, como contaba en el artículo pasado, los colegios privados a los que tienen acceso tienen los mismos o similares profesores, pero una infraestructura mucho más limitada.
He sostenido varias conversaciones con Pilar Sanz, investigadora de temas educativos que está haciendo su tesis de doctorado sobre este tema y hemos compartido visitas y conversaciones con padres de familia y profesores de centros educativos de Villa María del Triunfo.
De lo que me queda de este diálogo y de estas visitas es que lo que se reconoce como principal ventaja competitiva de la escuela privada es que en ella existe una mayor participación de la madre y el padre de cada niño en el proceso de la crianza.
Si esto es así, querría decir que el mayor problema de la educación pública peruana no estaría en el sistema educativo, sino en la plataforma familiar de los estudiantes. Por tanto, de ser esto cierto, para potenciar la escuela pública lo que se debería hacer es revisar lo que está pasando en las casas de los alumnos e identificar lo que en función de esa realidad se debe hacer para que los niños, cuando van creciendo, no tengan el riesgo de asumir o seguir liderazgos negativos.
Lo que pasa en casa es bastante fácil de identificar. Por una u otra razón, los padres no pueden hacerse cargo de sus hijos como ellos necesitan y los niños, por tanto, no cuentan con el soporte afectivo necesario para crecer desarrollando todo su potencial positivo.
Hoy no debería importar tanto los indicadores matemáticos o de comprensión de lectura. Sobre esta base de carencia afectiva no se puede construir una educación de calidad.
Señora ministra de Educación, explore a nivel piloto una alternativa que priorice la generación de un sistema de soporte afectivo en los colegios públicos. Es amor lo que les falta a los "niños problema" y la gran mayoría de los maestros está ya capacitada para brindarlo.
 
Fuente: http://2mil32.lamula.pe/2013/07/09/rescatar-la-educacion-publica-mundo-obrero-iv/juaninfante/

No hay comentarios:

Publicar un comentario