*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

miércoles, 3 de julio de 2013

¡Un héroe, soy un maldito héroe! Obra de teatro en Barranco


¡Un héroe, soy un maldito héroe! Obra de teatro en Barranco

Cuando los héroes dejan de creer se dan cuenta de que nunca fueron héroes. Entonces son invisibles, ya no invencibles, y mueren con un hilo de sangre saliendo de su boca, regresando a lo que dejaron, dándose cuenta de que probablemente los héroes no existan, no en sus historias. No hay gloria. Su cuerpo se quebrará dejando salir algo parecido a un nervio, blanco y perdido entre la baba, después invisible como ellos, pero...
que correrá a pegarse en las personas que lamentan su muerte. Será solo miedo o la náusea que ataca a quienes han perdido todo.

Héroes, o así los hombres, así la muerte escrita y dirigida por el dramaturgo peruano Alejandro Alva, nos regresa a las muchachas de provincia que llegan a estudiar en las nacionales de la capital. Son inagotables personajes que nos cuentan desde lados más humanos la violencia sobre la que se construyen nuestros países, idealistas, falsos idealistas y asesinos de ambos bandos. Alguien transformó o trastocó su rol y lo que nos muestran es cómo. La muchacha de esta historia busca en sus acciones a una hermana de la que no supo más y que probablemente esté muerta y por los mismos motivos por los que ella podría terminar también como otro afiche por los postes de luz que denuncien su desaparición. Entonces halla en la repetición un sentido. Deja a su madre y parte a la capital. Pronto su vida es intensa y peligrosa. Activismo político, amor, marchas y el amargo recuerdo de una casa en el interior en la que una mujer (Pilar Brescia) envejece diciendo su nombre, casi maldiciendo. Ella sabe que la siguen. Casi huelen su miedo, su decepción, su aliento cuando repite lo que le enseñaron. Escuchan su llanto por un hombre que la deja, pero que la adentra cada vez más dentro de un grupo armado. Entonces conoce a alguien, quizá solo otro idealista, pero este tiene la maldita manía de escribir; buscando, buscándose, leyendo para su abuelo (Enrique Victoria) y esperando en medio de la miseria poder operarlo. También vive pendiente de llamadas telefónicas con resultados de concursos literarios  que nunca gana. Los oficiales andan cerca y tienen solo una misión: el control terrorista que recientemente ha llegado alcanzar al sector universitario. Ellos también se asumen héroes.

Dando de comer al mar

¿Crees que hago esto por diversión? ¿Crees que si pudiera estar en otra parte elegiría estar aquí contigo enterrando un maldito cadáver toda la madrugada? Estamos en guerra, ¿no lo sabías? Una guerra que muchos no ven o no quieren ver, pero que está ahí, peleándose con cada atentado de mierda, con cada secuestro o asesinato. ¡Carajo! ¡Sigue! (…) Así que esto no te toca a ti. ¿Tú qué cosa crees, que no te involucras en esto? Esto no te toca a ti porque tú no matas gente, ¡ah! ¡Pero si dejas que la maten! Te cuento que este mierda iba a matar a muchos. Te lo aseguro, así que soy un héroe, soy un maldito héroe y pondrán mi rostro en una plaza, en un colegio, en alguna huevada de esas, me lo merezco, me ensucio las manos por ellos (…) en una guerra funcionan los huevos. Así que no me jodas (…) Cuando regreses a tu casa agradece por haber terminado el día con vida, agradece por ganar una batalla que solo busca liberar a tus hijos o a los hijos de alguien más de una gran amenaza. Podría matar a tu madre y tú no harías nada al respecto. Puta madre eres como todos los demás, se llenan la boca (…) solo saben joder, hacer marchas, protestar a favor de malditos subversivos…

Le grita un experimentado agente (Juan Carlos Morón en una notable interpretación) a otro, joven y tembloroso que cuestiona sin poder hacer mucho. Sí, él también es un héroe, un chico bueno que se encarga de los malos, que dispara y disfruta del heroísmo que le han encargado y por el que cobra bastante bien.

La obra terminará como lo suponemos: con cuerpos enterrados alrededor de típicos matones que arrojan al mar sus actos más cobardes, con el llanto de un viejo y su baba blanca sobre una mesa vacía y héroes que dejaron de creer sobre el suelo, o sobre el miedo que otros les retiraron dejándolos solos sobre un poder que se agota sobre huesos fríos.

 “Héroes nos trae ante los ojos un drama que miles de peruanos, pero también guatemaltecos y sudafricanos, vivieron en carne propia, cuando tuvieron que enfrentar un conflicto armado que los sobrepasaba. Este año que se cumplen los diez de la entrega del Informe Final de la CVR (Comisión de la Verdad y Reconciliación) y que requiere un profundo y sostenido ejercicio de memoria, esta obra de Alejandro Alva nos vuelve a interpelar sobre el papel que todos los miembros de una sociedad restregada por la violencia política debemos cumplir en la búsqueda de una cultura de paz”.

Rocío Silva Santisteban

Coordinadora Nacional de Derechos Humanos
 El dato 1

“Héroes, o así los hombres, así la muerte” está bajo la dirección de Alejandro Alva. Destaca en el reparto al primer actor, Enrique Victoria, la reaparición en las tablas de la actriz Pilar Brescia, junto con un gran elenco compuesto por jóvenes talentos de la actuación como Carlos Casella, Luciana Blomberg, Rocío Limo, Anabelí Bolaños, Giovanni Arce, Juan Carlos Morón y Carlos Alza.

El dato 2

Obra teatral escrita y dirigida por Alejandro Alva, se presenta en una breve temporada todos los viernes, sábados y domingos hasta el 7 de julio en el teatro Mocha Graña de Barranco (Av. Sáenz Peña 107, Barranco). Las entradas tendrán un costo de 30 nuevos soles (general) y 15 nuevo soles (estudiantes) y se podrán adquirir en la boletería del teatro o con anticipación al correo heroesteatro2013@gmail.com.

Cecilia Podestá

Fuente: http://diario16.pe/noticia/31590-un-heroe-soy-un-maldito-heroe-obra-teatro-barranco

No hay comentarios:

Publicar un comentario