*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

domingo, 6 de octubre de 2013

El otro 'job' de Jobs


Justin sullivan: getty images

Odiado y amado, pero nunca olvidado. Steve Jobs, el genio detrás de Apple que se hizo conocido por presentar en sociedad a sus hijos electrónicos, ha dejado una cátedra maestra de cómo se debe hablar en público.

Con jeans, zapatillas y una sudadera negra, Steve Jobs se paraba frente a la audiencia y la eclipsaba con cada palabra que utilizaba para dar a conocer las bondades de...
sus productos. Cada actualización de los aparatos electrónicos de Apple quedaban en segundo plano ante la increíble capacidad oratoria de Jobs. Lo que importaba ya no era lo que el nuevo mac-ipad-iphone-ipod ofreciera. La audiencia quería una historia, y el genio de lentes redondos se las daba. El fundador de Apple se divertía en cualquier auditorio. Este era su verdadero trabajo (job), lo demás ya lo conocemos.

Hoy que se cumplen dos años de su partida. A propósito, te mostramos una recopilación de consejos que el conocido expositor Garr Reynolds, quien fuera uno de sus asesores, ha logrado rescatar. No somos Steve Jobs, pero si seguimos estas recomendaciones lograremos mejorar en algo nuestras presentaciones.

1. Desarrolla una relación con el público: Steve siempre salía al escenario y le agradecía a su audiencia por asistir. Lo hacía de una manera sencilla y directa, tratando de que el público lo perciba como alguien cercano. De esta manera lograba ganar su confianza. Steve Jobs siempre iniciaba sus charlas con la expresión “Gracias por Venir”.
2. Muéstrales una idea hacia donde quieres ir: Steve Jobs nunca mostraba una diapositiva o slide de resumen, él luego del saludo saltaba directamente al tema, pero lo hacía de una forma que generaba intriga, es decir que daba un poco del plato fuerte para mantener la atención del público, Jobs no hacía un preámbulo para introducir su tema. Él comenzaba diciendo : “Tengo cuatro cosas que me gustaría hablar con ustedes hoy”.
3. Mostrar entusiasmo: Steve Jobs utilizaba palabras de poder y siempre lo hacía al inicio, por lo general usaba palabras como extraordinario, revolucionario, sorprendente, increíble, etc. Lo más importante de todo esto es que él creía en sus palabras, de nada sirve decirlas si no se siente lo que significan estas palabras, la clave está en demostrar sinceridad con lo que se está diciendo.
4. No se trata de números, es lo que significan los números: El fundador de Apple siempre hablaba de cifras, y se aprovechaba de ellas haciendo comparaciones. De esta forma, lograba impactar en su público, dejándolos sorprendidos. En una de sus presentaciones dijo: “4 millones de iphones vendidos es el equivalentes a 20.000 por día”. En este ejemplo la primera cifra no dice mucho, pero cuando él lo pone en términos de unidades vendidas por día de inmediato genera el impacto en la mente de quienes los escuchan.
5. Que sea visual: Steve Jobs siempre comparaba y esto simplifica el mensaje porque la gente lo asimila mucho más fácil, y para hacerlo aún más sencillo e impactante empleaba muchas imágenes, en donde mostraba, por ejemplo, que tan delgado era su producto comparado con otros del mercado. También exponía elementos de uso diario como sobres, lápices para referenciarlos con el tamaño de sus producto. La clave de Jobs era utilizar ejemplos con cosas cotidianas.
6. Guarda lo mejor para el final: Steve al hablar en público constantemente tenía una sorpresa para su auditorio, algo que los iba a sorprender de tal manera que no sería fácil de olvidar. Él tenía bien en claro que La gente recuerda más la primera parte y la última de la presentación.
Sigue estos consejos y no olvides de dejar tu mensaje póstumo a este genio que partió.
 
Fuente: http://plumainquisidora.lamula.pe/2013/10/05/el-job-de-jobs/asalomongrimaldo/

No hay comentarios:

Publicar un comentario