*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

domingo, 6 de octubre de 2013

Detendremos a los delincuentes informáticos ¿para qué servirá la Ley Beingolea?



"En resumen, el crimen del futuro consistirá en burlar a la computadora"
Isaac Asimov -1983
Un grupo de jóvenes hacen rugir sus motores y a la señal de una chica, como un anacrónico grupo de rebeldes sin causa, hacen volar sus carros por las calles de La Molina. El límite de velocidad marca que no se debe ir a más de cincuenta kilómetros por hora pero eso no detiene a...
los bólidos que llegan a velocidades de ciento veinte a más kilómetros por hora en los llamados "piques".

Las autoridades, preocupadas por esta situación, deciden cambiar el límite de velocidad de cincuenta a treinta kilómetros por hora, cambian todos los carteles y además impone altas multas a quienes pasen de la nueva velocidad de treinta kilómetros por hora. Los jóvenes se reúnen en secreto a la noche siguiente y llevan sus motores a velocidades nunca antes vistas de ciento treinta y ciento cuarenta kilómetros por hora. Al día siguiente, muchas personas no conscientes del nuevo reglamento son multadas y detenidas camino a sus trabajos.

¿Suena absurdo?

Pues es exactamente lo que pasa con la llamada "Ley de Delitos Informáticos" (apodada Ley Beingolea a pesar de los reniegos del congresista en cuestión) donde bajo buenas intenciones pero con mucha ignorancia se ha logrado abrir paso. Y es natural pues cuando uno escucha "proteger a los niños de los pedófilos" uno salta hasta el techo y está dispuesto a todo para ayudar. Cuando a uno le dicen "detener a los que roban por Internet" uno inmediatamente sueña con la utopía de no más delitos informáticos.

Lamentablemente el mundo no funciona de esa manera. En el viejo oeste se mataba al que robaba un caballo y sin ningún juez de por medio y esto no detuvo a los ladrones de caballo en lo que al hurto se refiere. Lo único que se consiguió es que los ladrones de caballos fueran armados y comenzaran a disparar primero cuando de su equino botín querían hacerse. La única forma en que se logró detener a los ladrones de caballos fue inventando el carro y ahora tenemos ladrones de carro. Ahora está prohibido manejar sin brevete y tarjeta de propiedad pero a los ladrones de carros parece tenerles sin cuidado esas normas. El mismo Moisés bajó con leyes dadas por Dios mismo donde dice "no robarás" y sin embargo parece que esto no detuvo a los delincuentes.

Evidentemente no podemos vivir en el desorden y el libertinaje pero el problema es que la ignorancia ha creado una ley que va a afectar exclusivamente al ciudadano común y no va a frenar en absolutamente nada a la delincuencia pues resulta que todo lo estipulado en la ley ya es delito. Ser pederasta informático o en la vida real ya es delito. Ser ladrón online y offline ya es delito.

A los congresistas les han dicho "miren, esto es contra pederastas, ladrones y gente que no respeta los derechos de autor" y en ese momento todos han dicho "¡excelente!, pal face". El problema está en que los delincuentes ya actúan en las sombras, indetectables pues saben de manejo de anonimato en la web. La norma al que va a afectar es... ¡a ti!.

¿Imposible?

Pues no. Es muy probable que por ahora pienses que es algo que no tiene que ver contigo pero pueden pasar cosas tan absurdas como que quieras ver un capítulo de tu serie que todavía no está en Netflix y decides verla en Cuevana o en MisSeries.com. Pues según la ley te pueden tocar la puerta y tratar de meterte en la cárcel. No, no es exagerado, puede parecerlo ahora pero es totalmente factible ya que la ley no solamente es ambigua sino además es de un nivel de restricción extremo.

Pongamos otro caso: conversas por el chat de Facebook con tu compañero de trabajo y le dices
-"Hoy me llegó una multa de SUNAT, ya me fregué".
-"Uy hermano, qué mala suerte"
-"Sí, caramba, ojalá exploten con una bomba"

En ese momento pueden tocar tu puerta y un amable policía te puede decir que debes acompañarlo por sospechoso de terrorismo. En la puerta de tu casa estarán los amables periodistas poniendo tu nombre con el titular "El presunto terrorista..." y cuando descubran que solamente renegabas ya estarás sin amigos y sin trabajo por la sospecha. Y solamente imagina que justo el día que renegaste hubo una de esas llamadas de falsa bomba a SUNAT. Te darán la bienvenida al emocionante mundo del Poder Judicial cuyas oficinas parecen estar en Macondo.

De igual manera, si tienes la mala suerte de que un comentario de tu muro de facebook que diga algo como "vamos a ahorcar a Humala" tenga muchos "likes" porque salió ingenioso y, no le guste a alguna autoridad que quiere ganarse una felicitación de "los de arriba", ten por seguro que te tocarán la puerta para que los acompañes y expliques por qué quieres ahorcar a tan excelente presidente.

Casos como estos podemos citar miles. El problema principal es que posiblemente tú, que eres un usuario común, no sepas qué es lo que te puede meter en problemas y sigues usando Internet para actividades cotidianas que no tienen que ver con terrorismo, robo o pedofilia. Por su parte los delincuentes seguirán haciendo de las suyas como siempre ¿o acaso crees que los delincuentes informáticos no saben cómo ocultarse en la red?, lo triste va a ser cuando, por ejemplo, pongas una aplicación en tu navegador para ver las series de USA y lleguen a tu casa dos alegres policías para que los acompañes y declares porque se sospecha que puedes estar realizando actividad prohibida.

Lo peor de todo es que con esta ley solamente lo que va a haber es una escalada informática. Así como todas las personas aprendieron (aprendimos) a ver series vía web, que antes era un proceso místico, ahora todos aprenderemos a hacer y usar herramientas para estar fuera del chuponeo constante.

Es como que te digan que como hay extorsionadores telefónicos van a escuchar todo lo que hables por teléfono. ¿Para protegerte?, pues no, en realidad para vigilarte porque podrías ser tú uno. Vamos a poner micrófonos por toda su casa para cuidarlo de los ladrones. No para vigilar que no entren sino para ver si usted no es un ladrón. ¿Te das cuenta el nivel de absurdo de la ley a pesar de la buena intención?

Si luego de esto no te da por opinar contra la ley entonces no hay mucho más que te pueda contar al respecto excepto que será mejor que te metas a estudiar de hacker para poder seguir usando internet en paz.

Fuente: http://rincondelinsomnio.lamula.pe/2013/10/05/detendremos-a-los-delincuentes-informaticos/daso/

No hay comentarios:

Publicar un comentario