*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

jueves, 7 de noviembre de 2013

Universidades del futuro


Foto: Johan larsson (CC) 
http://www.flickr.com/photos/johanl/

Cambios tecnológicos que impactarán la educación superior en los próximos años
¿Cuán flexible se puede tornar la educación superior gracias a las Tecnologías de la Información (TIC)? ¿Se puede ser universitario sin estar en la universidad? ¿Seguirán existiendo los campus, las aulas, los catedráticos tal como los conocemos ahora? Al parecer las TIC están impactando en...
la educación superior generando más que cambios en la manera de hacer las cosas, cambios en la estructura de la educación superior. Un reciente informe* de The New Media Consortium nos presenta algunas de las tecnologías que cambiarán la universidad en el corto y mediano plazo en nuestra región.
Corto plazo:
Para el informe de NMC el corto plazo es menos de un año, es decir que se trata de tecnología que ya se estaría aplicando en las universidades de la región. En este caso se hace referencia a a las el contenido abierto, el aprendizaje en línea, los entornos colaborativos y los medios sociales.
El contenido abierto ha tenido un impulso importante de parte de los MOOC (Cursos Masivos Abiertos y en Línea), de los repositorios y los sistemas de revistas abiertas (OJS). Por ejemplo, el informe resalta que el 75% de los contenidos de estos cursos en línea son abiertos. Ello sería un importante impulso para su uso especialmente en sitios de aprendizaje en línea de la región como Acamica, Veduca que incluye cursos de Harvard, MIT, Stanford, entre otras universidades. También en espacios globales como Coursera que ya está empezando a incluir cursos en español para el público latinoamericano.

Para el caso de los entornos colaborativos y el uso de medios sociales el informe aún no muestra claras señales de una adopción aplicada hacia el proceso educativo. Si bien hay varios ejemplos (yo diría intentos) de llevar las aulas hacia los espacios utilizados por los jóvenes, más allá de lograr el establecimiento de un nuevo canal de comunicación no parece haberse logrado mucho. Estamos en la era de la colaboración (o eso esperamos) hay espacio, entonces, para que logremos transformar la educación de un espacio individual en un espacio colaborativo.
En los próximos años:
Los dispositivos móviles constituyen una herramienta con gran potencial, de hecho las tabletas vienen siendo usadas como dispositivos para lectura de ebooks, navegación, para tomar notas, fotos, videos, entrevistas, etc. Pero la transformación vendrá de la mano de las aplicaciones que permitan llevar la experiencia de los laboratorios, las clases, los debates a los móviles. La promesa de las clases "en cualquier lugar" solo se cumplirá cuando los móviles (y no las computadoras) sean los dispositivos que se utilicen para ello. Por años los estudiantes universitarios han leído en autobuses y trenes camino a sus universidades ¿se podrá asistir a clases, hacer trabajos grupales, rendir examenes mientras viajamos en un autobus?
Otras tendencias para los próximos años (no más de 3 según el informe) tienen que ver con el aprendizaje personalizado y las analíticas de aprendizaje. Esto será solo posible si la educación y el aprendizaje en línea se concreta antes pues para que las analíticas se requiere acumular gran cantidad de información sobre el proceso educativo de cada estudiante y construir grandes bases de datos que permitan analizar el impacto de los cambios en los sistemas pedagógicos, los materiales de estudio, las pruebas, etc. Del mismo modo, al contarse con esas bases de datos y con la capacidad de análisis se podría pensar en la personalización, en procesos que se adapten al estudiante (en lugar de estudiantes que se adapten al proceso como sucede ahora).
Otras tecnologías señaladas por el informe son: realidad aumentada, aprendizaje automático (interactuando con máquinas), la impresión 3D, la Internet de las cosas (sensores en todas partes que proveen información en línea) y los laboratorios virtuales y remotos.

¿Quedará algo de la universidad que conocimos durante tantos años? ¿Será que debemos aceptar que estas tendencias cambiarán necesariamente la educación superior? ¿Será para bien o para mal?
Independientemente del resultado siempre es necesario recordar que la tecnología no tiene la culpa (ni el mérito) de lo que ocurra pues no es más que un potenciador de nuestras capacidades y es allí donde realmente se sustenta el futuro que deseamos.
 *Compartido con licencia Creative Commons (igual que el presente artículo)

Fuente: http://academica.lamula.pe/2013/11/06/universidades-del-futuro/jorgebossio/

No hay comentarios:

Publicar un comentario