*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

domingo, 6 de octubre de 2013

Entre la publicidad y la salud


foto: vidayestilo.excite.es

Médicos peruanos alertan que campaña de Coca-Cola 'Movimiento es felicidad' carece de fundamento científico.
Esta semana en LaMula.pe publicamos un informe en el que comentábamos la reforma fiscal que intenta implementar el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto. Y es que debido a los altos índices de obesidad en ese país, y con el objetivo de proteger la salud de millones de mexicanos, planteó un impuesto especial que grave el consumo de...
refrescos y bebidas azucaradas. Un día antes, el diario Gestión había publicado una nota sobre los planes de negocios de Coca-Cola en el Perú. A propósito de ello un grupo de médicos dirigió una carta al director de ese medio de comunicación que compartimos con ustedes.
El 1 de octubre Gestión publica una nota sobre los planes comerciales de Coca-Cola en Perú en la cual Zogbi Nogales, su gerente general, anuncia que se han propuesto que los peruanos alcancen niveles de consumo similares a los de México, donde el ciudadano promedio bebe 700 botellas de 8 onzas de gaseosas por año. Coca-Cola aspira a que los peruanos tripliquen su consumo actual de 250 botellas anuales per cápita.
Sin embargo, hay muy buenas razones para pensar que seguir el camino de México sería trágico para la salud de los peruanos. Los 165 litros per cápita de bebidas azucaradas consumidos por los mexicanos (de acuerdo a EuroMonitor International) constituyen un record comercial que, al tiempo que enorgullece a la empresa Coca-Cola, ha contribuido sustantivamente a que México bata el record mundial de obesidad y diabetes, situándose por encima de su vecino del norte. Es tan seria la situación que el propio presidente de México, Enrique Peña Nieto, hace dos semanas pidió al Congreso que apruebe una ley que grave con un impuesto del 10% de su precio a las bebidas azucaradas con la intención de disminuir su consumo.
Las evidencias que vinculan el consumo de azúcar (y de jarabe de maíz rico en fructosa) con diversas enfermedades son inapelables, entre ellas están obesidad, enfermedades cardiacas, hipertensión arterial, hígado graso y diabetes. El azúcar ha demostrado ser, además de tóxica, adictiva del mismo modo en que lo son los cigarrillos y el alcohol. La recomendación actual de la OMS es que el consumo de azúcar no debería pasar del 10% de las calorías diarias, sin embargo, en muchos países de América Latina, consumimos entre 25 a 30%, y muchas de esas calorías provenientes de bebidas azucaradas. Esto debe ser controlado y por tanto requiere un esfuerzo de salud pública.
La campaña que ha anunciado el señor Zogbi, “Movimiento es felicidad” (la idea que hacer deporte o bailar “quema” fácilmente las calorías de una botella de Coca-Cola) carece de fundamento científico y se basa en campañas similares en el Reino Unido y México, donde los gobiernos de ambos países los obligaron a desmontarlas tras demostrarse que constituían un engaño a la población.
La salud pública peruana merece mucho más que ser el blanco de una campaña para consumir más productos nocivos para la salud.
Dr. Enrique Jacoby DNI 07827463; Dr. Manuel Peña C.E. 000813063; Dr Elmer Huerta DNI 07206722

Relacionado en La Mula:
La guerra contra la obesidad en México
 
Fuente: http://agencias.lamula.pe/2013/10/04/entre-la-publicidad-y-la-salud/agencias/

No hay comentarios:

Publicar un comentario