*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

sábado, 26 de febrero de 2011

Editorial de "El Comercio": ¡Vergonzoso robo en la biblioteca!

Aunque el gobierno esté de salida, el Ministerio de Cultura tiene que ejercer su autoridad para demandar los recursos que se han solicitado y sobre todo…
Sábado 26 de febrero de 2011 - 08:00 am
El robo perpetrado en la Biblioteca Nacional del Perú (BNP) indigna, avergüenza y pone en grave entredicho la capacidad del Estado para preservar nuestro valioso patrimonio documental.
No es la primera vez que se denuncia la existencia de mafias enquistadas en la institución, que actúan impunemente por años, usufructúan con bienes nacionales y convierten la pérdida de libros en un mal endémico y un negociado ruin. Sin embargo, con una pasividad más que enervante, las autoridades se declaran incapaces de detectar o castigar a los culpables porque, aducen, el moderno local de San Borja carece de un sistema de seguridad para detectar tremenda coladera.
En tanto, preocupa que la biblioteca clausure sus instalaciones por tres meses cuando de enero a febrero ya estuvo cerrada. ¿No se puede inventariar sin perjudicar más a los investigadores que necesitan utilizar la hemeroteca o sus archivos? ¿Pude una biblioteca nacional dejar de funcionar por espacio de cinco meses?
Que la BNP ha sido históricamente la Cenicienta del Estado no es novedad. Lo triste es que después de haber logrado construir el edificio de San Borja, en parte gracias a la campaña ciudadana Un Sol para la Biblioteca, no se haya hecho absolutamente nada por garantizar su seguridad. ¿Cómo quedamos de cara al exterior, cuando el Estado no hace mucho exigió a Chile la devolución de los libros que fueron hurtados durante la Guerra del Pacífico? ¿Qué hay de nuestra reputación frente a la campaña para recuperar el patrimonio que obra en la Universidad de Yale?
Reconozcámoslo: estamos ante un delito gravísimo y sistemático a la vista de todos. Nuestro Diario denunció hace dos años la desaparición de valiosos documentos y su posterior venta en el mercado negro. ¿Qué se hizo entonces? Pues sancionar al mensajero: se denunció al periodista de El Comercio que aún debe responder ante la justicia por un hecho que no le compete. No hay más responsables.
Aunque el gobierno esté de salida, el Ministerio de Cultura tiene que ejercer su autoridad para demandar los recursos que se han solicitado y sobre todo para imponer una gestión eficiente, con personal especializado y honesto. Finalmente, si hay una demanda interesada en comprar bienes robados es porque existe una oferta. Empecemos por detectarla y sancionarla con dureza. ¿O es que la impunidad también prevalecerá en la BNP?

Fuente: http://elcomercio.pe/opinion/719392/noticia-editorial-vergonzoso-robo-biblioteca

No hay comentarios:

Publicar un comentario