*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

jueves, 24 de febrero de 2011

La ambigüedad de la izquierda latinoamericana frente a Gadafi

Carlos Chirinos
Para muchos en América Latina, Muamar Gadafi no es un líder más del mundo árabe que hoy se encuentre en problemas, sino una referencia histórica que alimentó sentimientos revolucionarios en Cuba o Nicaragua y, más recientemente, en Venezuela.
Manifestantes queman Libro Verde
El Libro Verde es el manifiesto político de los
seguidores de Gadafi.
En algunas de las capitales latinoamericanas, esa generación que hoy está en posiciones de poder y que alguna vez estudió el Libro Verde -el manifiesto político de los libios que siguen a Gadafi- está teniendo posiciones encontradas a la hora de las reacciones oficiales.
El líder libio ha recibido el apoyo expreso del presidente Daniel Ortega en Nicaragua y el del ex presidente de Cuba, Fidel Castro; las condenas en Perú y Brasil, y sobre todo, el notable silencio de Venezuela.
América Latina ha sido mencionada en la crisis, al punto que el lunes, el canciller británico, William Hague, sugirió que Gadafi podría buscar refugio en Venezuela, con cuyo presidente, Hugo Chávez, el libio ha desarrollado una estrecha relación. Caracas y luego el propio Gadafi desmintieron la versión.
Además la región fue nombrada varias veces por Gadafi durante el discurso que ofreció el martes, y quien refrescando sus credenciales antiimperialistas se ofreció como el "guía" de un movimiento revolucionario que abarcaría África, Asia y América Latina.

La conexión venezolana

Desde 2005 Chávez ha profundizado lazos con Gadafi, quien por esos años salía de la lista de parias internacionales en la que lo mantenían Europa y Estados Unidos.
Hugo Chávez y Muamar Gadafi en 2009, (foto de archivo)
Esta semana se especuló que Gadafi
iba a ir a Caracas.
Venezuela se aproximó a Libia, cuando Italia, Reino Unido, Francia y hasta Estados Unidos aprovechaban el deshielo en las relaciones para buscar negocios petroleros.
El lunes, la cancillería venezolana, al rechazar la información "irresponsable" dada por Hague, dijo esperar que Libia encontrara "una solución pacífica a sus dificultades, que preserve la integridad del pueblo y la nación libia, sin la injerencia del imperialismo cuyos intereses en la región se han visto afectados en los últimos tiempos".
Caracas ni apoya ni condena la actuación de Gadafi en la actual crisis, pero muchos recuerdan que en el pasado el presidente Chávez ha expresado admiración por él, como en septiembre de 2009, en una cumbre en la Isla de Margarita, cuando aseguró que "lo que es Bolívar para nosotros, es Muamar Gadafi para el pueblo libio".
"Es difícil para Chávez asumir una posición, en parte porque su alianza principal en la región es con Irán, y ya el presidente (Mahmoud) Ahmadinejad ya ha cuestionado la represión en Libia", explicó a BBC Mundo Julio César Pineda, ex embajador venezolano en Libia.
Pineda, considera que en el caso del nicaragüense Daniel Ortega o del líder cubano Fidel Castro, sus apoyos responden a alianzas históricas con el gobierno de Trípoli, pero que tienen poco peso en la dinámica geopolítica actual.
"Ellos tienen poco que perder, en parte, porque a diferencia de Venezuela, no se trata de países miembros de la OPEP (Organización de Países Productores de Petróleo) y no tienen que lidiar con el resto del mundo árabe", aseguró Pineda, quien es analista internacional y un conocido opositor del presidente venezolano...

Si desea leer todo el artículo vaya a: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2011/02/110224_libia_america_latina_gadafi_rg.shtml

No hay comentarios:

Publicar un comentario