*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

domingo, 31 de marzo de 2013

El maestro Coetzee


El maestro Coetzee

John Maxwell Coetzee, mundialmente conocido como J.M. Coetzee, autor de “Desgracia” y ganador del Premio Nobel de Literatura, lleva una vida sosegada. Luego de recibir el importante galardón en 2003 y tras nacionalizarse como australiano (es sudafricano de nacimiento), se asentó en la ciudad de Adelaida, donde, hasta 2004, dictaba el curso de Literatura en una universidad de la localidad. En sus libros aborda problemáticas sociales de... su natal Sudáfrica y temas universales como el amor, la soledad y la miseria.
“Sudáfrica es un país considerablemente desarrollado y potencialmente rico con una población de más de 40 millones de habitantes. No veo por qué sus ciudadanos no puedan tener un futuro próspero, a pesar de las diferencias del pasado”, manifestó en una reciente entrevista.

La distancia con su patria quizá se deba a eso; la retrata porque no la comprende. Y la incomprensión genera frustración, ira y tristeza, por lo que es mejor mirarla de lejos, sin involucrarse demasiado.

“He vivido en Australia durante los últimos 11 años, e inevitablemente mi orientación mental ha girado de África hacia Australia. Así, por ejemplo, los tres personajes principales de tres de mis recientes novelas –“Elizabeth Costello”, “El hombre lento” y “Diario de un mal año”– son todos australianos”, asegura.

Acerca de su estilo narrativo, de la manera en que le da forma a las historias, el escritor ha sido determinante con su postura. “Yo siempre he experimentado con la forma y espero continuar haciéndolo. Si la forma de la novela no es permanentemente interrogada y renovada, esta se anquilosa y muere”.

Sus autores favoritos son dos rusos: León Tolstoi y Fiódor Dostoievski, cuya obra ha influenciado en el proceso creativo. Incluso reveló que su novela “El maestro de Petersburgo” es sobre Dostoievski. “Ciertamente he recibido la influencia de ambos en varios momentos de mi carrera”, contó.

Se desempeñó como profesor de literatura por más de 30 años, desde 1968 hasta lo que llama su “retiro de la vida académica” en 2004. Coetzee es un hombre serio, según cuentan, parco a la hora de hablar, que nunca se ha involucrado demasiado con la vida bohemia, pues no fuma ni bebe. Pero, contrario a lo que se pensaría de un hombre con esas características, es un rebelde sin causa.

“Siempre celebro cuando un escritor tiene el coraje para escribir en contra de la ortodoxia política o moral. No tengo familiaridad con el concepto de “demonios”. “No pienso en mí como alguien impulsado por demonios”, argumentó. Un hombre lacónico, de palabras precisas, que no gusta de la adulación. Ese es John Maxwell Coetzee.


MILAGROS OLIVERA
molivera@diario16.com.pe

Fuente:  http://diario16.pe/noticia/24209-el-maestro-coetzee

No hay comentarios:

Publicar un comentario