*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

lunes, 15 de abril de 2013

‘Narcoindultos’ se coordinaron en Palacio



Siguen apareciendo más indicios de que algo se quiere ocultar en torno a la cuestionada política de indultos y gracias presidenciales del segundo gobierno de Alan García. Esta vez han salido a la luz documentos que probarían que el expresidente de la Comisión de Gracias Presidenciales durante ese régimen, el aprista Miguel Facundo Chinguel, no ha dicho toda la verdad sobre su trabajo al frente de ese grupo.

Si bien este asegura que....
su labor terminaba con el envío de los expedientes de los pedidos de gracias al despacho del viceministro de Justicia, y que estos temas no los trataba con nadie en Palacio de Gobierno, el programa “#Esnoticia” mostró un registro de visitas que prueba que este aprista acudió a la sede de gobierno 26 veces cuando ocupó ese cargo.

Facundo Chinguel, quien sería “hombre de Alan García” (ver recuadro) fue presidente de la comisión de indultos entre enero de 2008 y mayo de 2010. En los últimos días se han conocido serias denuncias de que en el régimen aprista se cobraba dinero a reos a cambio de indultos y conmutaciones de penas. En cinco años, García concedió más de 5 500 gracias presidenciales. Más de 3 mil fueron a condenados por narcotráfico.

Según el registro de visitas a Palacio durante el gobierno de García, Facundo Chinguel acudió a esa sede 32 veces, 26 como presidente de la comisión de indultos. De estas, solo en la primera visitó al entonces secretario de la Presidencia, Luis Nava, y el resto fue para reunirse con el secretario de la Presidencia del Consejo de Ministros en el despacho presidencial, Julio Zavala Hernández.

Pero Facundo Chinguel no menciona estas visitas. Él asegura que su función como titular de esa comisión terminaba con el envío de los expedientes al despacho del viceministro de Justicia, y con las explicaciones que hacían de los casos ante el ministro de ese sector.

“Hasta ahí llegaba nuestra relación institucional. (Coordinar eso con Palacio) ya no me correspondía, sino a la secretaría general de la PCM”, declaró.

¿CON QUIÉN SE REUNÍA?

No obstante, los documentos lo contradicen. En ese mismo registro de visitas se señala que la veintena de reuniones que tuvo en Palacio con Zavala eran para tratar asuntos relacionados con la comisión de indultos. Como se sabe, Zavala era el funcionario encargado de coordinar con García los pedidos de gracias.

Pero aquí surge otro hecho extraño. Al preguntársele a Zavala por estas reuniones con Facundo Chinguel, algunas de las cuales duraban dos y hasta cinco horas, este exfuncionario no las recordó; es más, prácticamente las negó.

“Probablemente me habré reunido, pero, ¿reuniones tan largas? No recuerdo. Conmigo no. No recuerdo haber tenido una reunión de cinco horas. Nuestras reuniones han sido caminando, esporádicas, de ‘hola cómo estas’. Reuniones largas no porque la secretaría del consejo tenía un rol administrativo”, indicó.

Si Facundo Chinguel no se reunió con Zavala, ¿entonces con quién coordinó en Palacio los pedidos de gracias presidenciales?

El congresista Víctor Andrés García Belaunde señaló que todo esto “compromete más al gobierno” en la presunción de que trabajadores de la comisión de indultos pedían dinero a cambio de gracias presidenciales.

Su colega Heriberto Benítez, por su parte, consideró que es posible que los pedidos de gracias más importantes, que comprometen a organizaciones criminales, quizá los llevaba el mismo Facundo Chinguel a Palacio para “tratarlos directamente con Alan García”.

Los socios de Huamán

Otro tema en el que Facundo Chinguel no habría sido del todo exacto es el de su relación con el expromotor de la comisión de indultos en su tiempo y excondenado por narcotráfico Manuel Huamán Montenegro. Hasta ahora se sabía que lo único que los unía era su militancia aprista, pero esto no sería lo único.

Entre los abogados de la comisión de indultos durante su gestión estuvo Dámaso Gregorio Luyo Vicente, un personaje que sería muy cercano a Facundo Chinguel, pues años antes de entrar al Estado ambos fueron gerentes en la empresa DL Distribuidores e Impresores.

Y Luyo Vicente, como abogado, trabajó con Huamán en un estudio de abogados, junto con el aprista Giancarlo Villena Mendoza, otro miembro de la comisión de gracias en tiempos de Facundo Chinguel. Asumiendo que este no sabía el pasado de Huamán, ¿ninguno de sus dos colaboradores en la comisión de gracias años después le advirtió sobre la condena de su ‘compañero’ exnarco?

En su defensa, Facundo Chinguel insiste en que las contrataciones dentro de la comisión de indultos, incluidos los más de 40 promotores que tuvo en esos años, estuvo a cargo de la oficina de Personal del sector Justicia. Que hayan estado ahí varios apristas, conocidos suyos y un exnarco, es para él pura coincidencia.

“Quiero que el país, el pueblo aprista, confíe en que Miguel Facundo jamás le falló”, añade el cuestionado ‘compañero’.

“Chinguel me dijo que tenía que indultar a mil personas”

Según el exprocurador supranacional y exmilitante del Partido Aprista Luis Alberto Salgado, el cuestionado ‘compañero’ Miguel Facundo Chinguel es un “hombre de Alan García”, a quien este “protege” porque lo considera “un hombre probo”.

“Sé que él trabajó con el gobierno de (Alberto) Fujimori y luego Alan tuvo una reunión con los abogados que se pusieron incondicionales y lo apoyaron en el tema de los penales, su retribución fue… él estuvo en Serpost, en la primera etapa, y luego en enero de 2008 fue a presidir la comisión de indultos”, indicó Salgado.

Este también contó que apenas fue nombrado en esa comisión, lo visitó en su estudio, y así, de pronto, le cuenta que “tenía que indultar a mil personas”. “Era un encargo del mismo Alan García”, añadió.

Facundo Chinguel sería un personaje cercano a la cúpula aprista. Esto se desprende de su presencia en la mesa central durante la reunión de desagravio a Alan García que le organizó la dirigencia de ese partido el lunes 8 de abril, en la Casa del Pueblo.

El programa “#Esnoticia” mostró unas fotos de esa reunión, en la que se le ve sentado en la mesa principal junto a otros dirigentes como Jorge del Castillo, Mauricio Mulder, Omar Quezada y Carlos Arana.

Dos días después, el partido le suspendería su militancia tras revelarse que contrató como abogado en la comisión de indultos, en el régimen aprista, al excondenado por narcotráfico Miguel Huamán Montenegro, como promotor de indultos y conmutaciones de penas.

Más ‘compañeros’ en la comisión de indultos

Dos de los extrabajadores de la comisión de indultos del régimen de Alan García implicados en presuntos cobros a reos a cambio de gracias son Renato Dávila Asín y Alfredo Lizárraga Garay.

Según el reo Carlos Alberto Coba Rodríguez, ambos le cobraron S/.800 para tramitarle una gracia en 2011. Si bien se inició una investigación a ellos, hace poco este caso se archivó por falta de pruebas.

No obstante, la Procuraduría Anticorrupción ha pedido reabrir este caso, considerando la cantidad de indicios que han aparecido en los últimos días. Pero, ¿qué tan cercanos son estos personajes con la dirigencia aprista?

El programa “#Esnoticia” indicó que Dávila Asín es un exdirigente de las bases del Callao y amigo del expresidente de la comisión de indultos y ‘compañero’ Miguel Facundo Chinguel.

El otro implicado en la denuncia de Coba, Lizárraga, también sería amigo de Facundo Chinguel y de Miguel Rosas, uno de los cuarentones apristas y personaje vinculado al expresidente Alan García y a su exministro Luis Nava, como lo demuestran fotos propaladas por “#Esnoticia”.

EL DATO
Como se sabe, un reo denunció que miembros de la comisión de indultos en el régimen aprista le querían cobrar US$150 mil para conmutarle 15 años de cárcel.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario