*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

miércoles, 27 de julio de 2011

¿Cuál es el origen de los mensajes presidenciales y cómo eran antes?

Fiestas Patrias,  Te Deum
¿Sabías que Ollanta Humala brindará mañana con una histórica bebida? Aquí las respuestas

Desde que tenemos uso de razón, los peruanos celebramos cada 28 de julio nuestras Fiestas Patrias. Pero, sabía que la verdadera fecha del nacimiento del Estado Peruano fue el 20 de setiembre de 1822 con la instalación del primer Congreso Constituyente. ¿Por qué celebramos entonces los 28 de julio?
Ya nos contaron en el colegio que el general José de San Martín proclamó la independencia del país en distintas ciudades durante julio de 1821 y en Lima recién lo hizo el sábado 28. Esa es la respuesta. No obstante, en la práctica seguiríamos bajo el dominio de España hasta 1824.
En nuestra Cancillería recae la responsabilidad para que todos los actos de estas fiestas se celebren en estricto cumplimiento del protocolo. La importancia de esto la entendió bien San Martín al instalar el Ministerio de Relaciones Exteriores. Si algo sale mal, las miradas apuntan a la Dirección Nacional de Protocolo y Ceremonial del Estado.
DOS ACTOS EN UNO
A diferencia de los últimos cuatro años, el presidente Alan García tendrá que asistir mañana una hora antes a la Basílica Catedral para participar en la tradicional Misa y Te Deum de Fiestas Patrias. Este adelanto en el programa, según nos contaron en la Cancillería, se debe a la ceremonia de transmisión de mando a su sucesor Ollanta Humala.
El programa del 28 se inicia precisamente con esta celebración eclesiástica, que no es un solo acto como erróneamente se piensa, sino dos en uno. El segundo, el Te deum, es el himno oficial de la Iglesia para alabar y bendecir a Dios y se canta en latín.
En 1821 ambas celebraciones estuvieron a cargo del entonces arzobispo de Lima, monseñor Bartolomé de las Heras, a pedido de San Martín, quien quiso así darle un marco solemne a la proclamación de la independencia.
Entonces el director de la orquesta y del coro fue el maestro Andrés Bolognesi, nada menos que padre del héroe. Ya en la época republicana se hizo una costumbre para el aniversadio patrio.
No siempre es el mismo canto. Según nos adelantaron en el Arzobispado de Lima, mañana la Orquesta Sinfónica Nacional y el Coro Nacional interpretarán el Te Deum de Mozart, que tiene una duración de tres minutos. Luego se entonará el Himno Nacional.
¿MENSAJE A LA NACIÓN?
De acuerdo al programa oficial, el electo mandatario Ollanta Humala llegará a las 9:30 horas al Palacio de Torre Tagle, a la espera de la denominada Comisión de Anuncio del Congreso de la República, encargada de invitarlo a este recinto para dar su primer mensaje.
Una vez en el Congreso, Humala participará de la ceremonia de Juramentación e Imposición de la Banda presidencial. Y antes de su esperado discurso tomará juramento a su vicepresidentes, Marisol Espinoza Cruz y Omar Chehade Moya.
Cabe precisar que el mensaje es al Congreso, por lo que no es del todo correcto llamarlo mensaje a la nación. ¿Por qué le decimos así entonces? Porque los parlamentarios representan a la nación y el jefe de Estado la personifica, explicó en una ocasión el director del Museo de la Santa Inquisición, Fernando Ayllón.
El mensaje del presidente es, sin duda, lo más esperado del 28 pues se ha convertido en una especie de anucio de las tareas que emprenderá el gobierno en el corto y mediano plazo. No tiene un tiempo de duración oficial, pero para esta ocasión se le han asignado a Humala sesenta minutos.
CON RÉPLICA
Esta práctica tiene sus antecedentes en la antigua Inglaterra, cuando el rey se presentaba en la Cámara de los Lores. Mientras que el discurso presidencial en el Congreso se remonta a 1790 cuando George Washington leyó su mensaje anual. Más tarde Thomas Jefferson innovó al enviarlo por escrito y en 1913 Woodrow Wilson restituyó la lectura presencial.
En el Perú, antiguamente, el titular del Parlamento podía contestar el discurso presidencial in situ, pero más que un análisis se trataba de una cortesía, más aún si este era del oficialismo. Dicha contestación no estaba estipulada en la Constitución ni en el reglamento.
Esta peculiar práctica se anuló cuando llegaron los incidentes. El más recordado es el de 1864 durante el gobierno del general Juan Pezet. El entonces presidente del Senado, Ramón Castilla, le exigió cuentas a Pezet por las acciones frente a la amenaza española. Lo acusó de actuar por descuido o por “connivencias criminales”. Pezet replicó rompiendo el protocolo.
PONCHE LIBERTADOR
Una costumbre poco conocida por el público es el tradicional brindis del jefe de Estado en el Congreso. ¿Sabía que desde San Martín, luego de la proclamación de la independencia en la capital, hasta la actualidad, el mandatario y los invitados de honor al Congreso brindan con un tradicional coctel?
Cuentan algunos historiadores que San Martín lo bebió por primera vez junto con su estado mayor y en honor al marino escocés Lord Thomas Cochrane, a quien quiso agradecer su apoyo en la gesta emancipadora. A este contexto le debe su nombre: ponche de los libertadores, cuya preparación siempre está a cargo del hotel Maury.
¿Los ingredientes? Whisky, ron, coñac, vino, oporto, algarrobina, huevo, té, azúcar, leche y canela. ¿Se anima a prepararlo en casa?

No hay comentarios:

Publicar un comentario