*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

viernes, 29 de julio de 2011

Mensaje detrás del mensaje

El presidente Ollanta Humala inició su gobierno con un mensaje dirigido principalmente a calmar las altas expectativas generadas tras la primera vuelta, aunque también con una referencia directa y provocadora al fujimorismo, al destacar la Constitución de 1979 por encima de la de 1993, actualmente vigente.

Para algunos analistas, de saque Humala quiso dejar la idea clara de que él es quien gobernará; para otros, la ausencia de ‘novedades’ es una señal de prudencia y de que cumplirá sus promesas; mientras que otros creen que, en líneas generales, el mensaje fue más bien errático y decepcionante.

El analista político Agustín Figueroa dijo que la mención a la Carta del 79 fue planteada deliberadamente por Humala para establecer su línea de pensamiento, apuntando a dejar el mensaje de que cambiará la exclusión por inclusión social.

“Fue un discurso cívico-militar. Ha salido elegida la izquierda, y va a gobernar la izquierda; ha dicho ‘vamos a eliminar la exclusión’, y que exigirá a sus ministros que lo ayuden. Ha sido un mensaje clarísimo de que es un soldado de la paz, y dijo ‘tradición militar’, el ‘yo mando’, y ‘cumpliré las líneas principales de mi propuesta’”, resumió.

Santiago Pedraglio consideró que, al margen de que si fue o no un error político haber mencionado lo de la Carta del 79, lo que Humala buscaba con ello era marcar la cancha, sobre todo con el fujimorismo.

“Creo que el blanco era el fujimorismo. Por eso ellos fueron quienes saltaron. Pero es algo retórico. Que su discurso no tenga sorpresas, pues en buena hora. Está bien que repita lo que dijo en la campaña porque eso significa que cumplirá. Alan García dijo cambio responsable, y no cumplió”, expresó el analista en ATV.

MENSAJE CAUTO Y ABIERTO
Por su parte, Giovanna Peñaflor consideró que si bien fue un elemento provocador el tema de la Constitución de 1979, este fue dirigido solo a los fujimoristas que, por cierto, “pisaron el palito y se desacreditaron ellos mismos”.

En diálogo con este diario añadió que Humala, quien a su parecer empieza a comportarse como Presidente, se preocupó en dar un mensaje bastante cauto, ante las altas expectativas, pero al mismo tiempo abierto a todos los sectores.

“Es un mensaje que busca tranquilizar a diversos sectores, al decir que es un soldado de la democracia, sin mención a un gobierno de las FF.AA., que respetará los contratos, etc. No creo que haya sido (un mensaje) ‘de izquierda’; más bien, tuvo un carácter conciliador, salvo con el fujimorismo”, señaló.

Peñaflor añadió que las ausencias también encerraron un mensaje de prudencia. “El discurso iba muy a lo concreto, a la coyuntura, a lo pragmático. No tuvo una visión latinoamericana mundial, de permanencia de muchos años, lo cual quita el susto a un gran sector de líderes que esperaban un discurso fundacional”, dijo.

El politólogo Eduardo Dargent consideró que el discurso fue dirigido a varias audiencias, por lo que es muy difícil conciliar. “Marca una línea pragmática y busca colocar al gobierno al centro, una posición cómoda para gobernar. Lo difícil será conciliar los diversos intereses y visiones dentro del gabinete para hacerlo funcionar”, indicó.

Añadió que el “error” de la referencia a la Carta del 79 no debe evaluarse en términos formales-constitucionales, sino en el “regalo” que significa al fujimorismo. “Una bancada de oposición necesita banderas de unidad, y la Constitución del 93 es una muy explotable. En esto Humala pierde más”, refirió.

De otro lado, el analista Luis Benavente indicó que el primer discurso de Humala fue errado e innecesariamente confrontacional con el fujimorismo, lo cual se tradujo en el deslucimiento de su investidura. Dejó “un mensaje de división que es incoherente con el mensaje de integración dado después de la segunda vuelta”.

Según su posición, Humala perdió la oportunidad de conectar mejor con la población dando anuncios concretos, y no solo repitiendo sus promesas de campaña.

Luis García

Fuente: http://diario16.pe/noticia/7866-mensaje-detraas-del-mensaje

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada