*-*

Las cosas que uno medita mucho o quiere que sean 'perfectas', generalmente nunca se empiezan a hacer...
*-*
"Cada mañana, miles de personas reanudan la búsqueda inútil y desesperada de un trabajo. Son los excluidos, una categoría nueva que nos habla tanto de la explosión demográfica como de la incapacidad de esta economía para la que lo único que no cuenta es lo humano". (Ernesto Sábato, Antes del fin)
*-*

sábado, 16 de marzo de 2013

Una lección de democracia a PPK

Por Pedro Francke para el diario "La Primera", recomiendo su lectura:

"Pablo Secada es un economista neoliberal. Durante la campaña electoral pasada fue la cara visible de la comisión de programa de PPK. Es también regidor de la Municipalidad de Lima por el PPC. Siendo yo de la orilla contraria en cuanto a ideología y posición política, ¿debiera votar por el Sí para que deje de ser regidor?
PPK me recomendaría que Sí. Es lógico: PPK dice que votará por el SI en el caso de los regidores de Tierra y Libertad y el MAS a quienes, por oponernos al neoliberalismo y los ecocidios, tilda de antimineros. Su criterio es puramente ideológico. Con el mismo rasero, quienes somos de izquierda debiéramos votar porque se vayan quienes representan a...
la derecha. En realidad, siguiendo el criterio de PPK, debiéramos votar porque se vaya toda la bancada del PPC.

Así como no comparto las ideas de PPK en lo económico, tampoco comparto sus criterios en este caso. Porque el razonamiento de PPK tiene, digámoslo así, algunas lagunas. Imaginémonos que cada vez que sale elegido un alcalde o presidente regional de derecha, lo primero que hacemos desde la izquierda es tratar de revocarlo. Y si al mismo tiempo, cada vez que un izquierdista sale elegido, la derecha se lanza en campaña para revocarlo (como efectivamente ha pasado en Lima). ¿Sería esto bueno para la gobernabilidad democrática? ¿Nos traería mejor gestión pública? ¿Acaso las condiciones de debate nacional y de formación de consensos serían mejores? Es claro que no.

La democracia no solamente consiste en que se sigan los procedimientos legalmente establecidos, también es utilizar algunos de los recursos que la ley nos permite con moderación y respeto. Es legal que los congresistas presenten interpelaciones y censuras a los ministros y gabinetes, pero no debe hacerse a cada rato. Está dentro de la ley pedir la vacancia de la Presidencia de la República de acuerdo a las causales establecidas en la Constitución, pero debiera hacerse cuando realmente el caso lo amerita. La democracia también requiere “fair play”.

PPK también se olvida las condiciones de esta revocatoria, que sale luego de una campaña en la que millones de soles han financiado galletas para recoger firmas y un JNE amañado ha dado curso al proceso de forma evidentemente fuera de la ley. ¿Eso no importa? ¿Que los impulsores de la revocatoria escondan su cara y sus fondos, es irrelevante?

Siguiendo la nomenclatura que ha propuesto el politólogo Eduardo Dargent, podemos clasificar a PPK como un “demócrata precario”. Otros lo llamarían “demócrata convenido”. Solo defiende la democracia cuando le conviene. En este caso, el límite de sus convicciones democráticas es la defensa del modelo económico; pasada esa barrera, entra al “Todo Vale” de la revocatoria.

Por mi parte, votaré porque Pablo Secada siga siendo regidor de la Municipalidad de Lima. Será neoliberal, pero creo que es honesto y capaz, y aunque no voté por él en las elecciones pasadas, creo que hay que ser respetuoso con la democracia y los ciudadanos que lo eligieron. La democracia, como los derechos humanos, debe ser defendida también cuando no nos conviene. A PPK eso seguramente le parecerá una pequeña e insignificante laguna, como las de las alturas de Cajamarca. Para nosotros, es cuestión de principios.

Fuente: http://www.diariolaprimeraperu.com/online/columnistas-y-colaboradores/una-leccion-de-democracia-a-ppk_133632.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario